¿Es tan grave canjear atentado por petróleo?

No puedo creerlo, qué manera de arruinarme la vuelta de las vacaciones este infame de . Yo estaba feliz, descansado, pletórico de fuerzas para empezar el año electoral. Estuve por la costa y me encontré 20 veces con -donde iba estaba él, es un fenómeno: supervisa personalmente el funcionamiento de todos los balnearios-, siempre optimista, siempre pensando en la gente; más activo incluso que el eslogan de la provincia, que, dicho sea de paso, fue una respuesta a encuestas en las que su gobierno aparecía con un fuerte inmovilismo. Como eslogan mata realidad, tranquilo, Dani, que ya habrás revertido esa imagen.

Les decía: estaba de lo más contento. En la playa leía los diarios y sólo me encontraba con buenas noticias: aumentaron los precios cuidados, pero fue sólo un pequeño descuido; durante 2014 se gastaron 5 millones de pesos por día en propaganda del Gobierno, gracias a lo cual ahora la gente entiende mejor el modelo; proliferan los cortes de luz, un verdadero incordio, pero que tiene la contraparte del ahorro a la hora de pagar y de haber dado un extraordinario impulso a la venta de velas, industria entrañable en la que reverbera la historia y palpita el romanticismo; a la compañera le pararon la designación de fiscales, un favor enorme porque había nombrado a tantos de los nuestros que ya no daba abasto para tirarle nombres. El único hecho desafortunado en esos días fue la muerte por desnutrición del chico qom, un caso totalmente aislado, como bien dijo . Por Dios, qué mala suerte: tener un solo chico desnutrido en el país y que se nos muera.

En fin, había vuelto con todas las pilas de las vacaciones, hasta que apareció Nisman. Lo primero que se me ocurrió pensar es que el problema con este fiscal es que vive en Puerto Madero y allí no hay cortes de luz. El que sufre las penurias de estar sin luz entiende muy bien que les perdonemos a los iraníes el con tal de que nos den energía barata. Porque lo que el no decía, pero claramente buscaba, era eso: Muchachos, queridos amigos de Teherán, entrañables terroristas, estimados integristas, a ustedes les sobra petróleo y a nosotros, granos. Qué tal si vamos y vamos. ¿Hay algo que impida este intercambio tan fructífero para las dos partes? Sí, hay un pequeño detalle. Un atentado. El peor atentado en la historia del país. Digamos, 85 muertos y 300 heridos. Es una página muy dolorosa, pero estamos dispuestos a dar vuelta esa página. Néstor y yo, Cristina, siempre insistimos en la pista...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba