'Ir por todo', ¿es democrático o totalitario?

 
EXTRACTO GRATUITO

Se atribuye a Ian Fleming, el creador de James Bond, la siguiente frase: "Una vez es casualidad, dos veces es coincidencia, tres veces es acción enemiga". ¿Podría aplicársele este famoso dicho, hoy, a Mauricio Macri, Hugo Moyano y Daniel Scioli? Los tres dirigentes, ¿no deberían pensar que las numerosas veces en que la Presidenta y sus incondicionales los han hostigado más que a casualidades o coincidencias corresponden a una "acción enemiga"?Los tres acosados por Cristina no han respondido a sus embates de la misma manera. Macri, por lo pronto, procuró postergar todo lo posible la confrontación con la Presidenta. En julio de 2009 hasta le regaló un bandoneón pese a que ya el Gobierno se había negado a avalar los pedidos de financiación externa de la ciudad, que son internacionalmente inviables sin el auspicio del Estado nacional. Macri sólo recibió además un obstinado silencio ante sus reiterados pedidos de audiencia para dialogar con ella. A estos indicios hostiles se sumaron otros, como el retiro de la Policía Federal de hospitales y edificios municipales, y el intento del Gobierno de traspasarle a Macri los subterráneos y los colectivos sin transferirle los fondos que por ley le corresponden. El Gobierno proyecta quitarle al Banco Ciudad los cuantiosos fondos judiciales que administra. La propia Presidenta no deja de aludir frecuentemente a Macri en sus discursos en forma peyorativa, por no decir grosera. Viene de referirse a él, por ejemplo, como "la gata Flora". Pero la última semana Macri reaccionó al fin, acusando a la Presidenta de procurar la asfixia financiera de la Ciudad para ponerlo de rodillas como si fuera un suplicante más, alineándolo así con el resto de los gobernadores.Hugo Moyano ya había salido "con los tapones de punta" contra Cristina en el acto masivo de Huracán del 15 de diciembre de 2011. Aquí la fecha por retener pertenece empero al futuro más que al pasado, porque el próximo 12 de julio el Gobierno intentará frenar la reelección del dirigente sindical al frente de la CGT a través de la candidatura alternativa del metalúrgico Antonio Caló, quien pese a ello podría rebelarse finalmente si Cristina no aprueba el alza salarial que su gremio reclama. ¿Incluía Cristina al propio Caló cuando expresó que siente "rabia" frente las exigencias salariales de los sindicatos?El caso de Scioli es más complejo, ya que aparte de los ataques directos de Gabriel Mariotto, su vicegobernador implantado por Cristina, la última estocada que recibió...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA