Los errores usuales al usar cheques

Tal vez sea porque es un medio de pago que está cayendo en desuso o, simplemente, porque de convencional que es nadie se toma el trabajo de aprender bien cómo se usa... hasta que lo necesita. Lo cierto es que todos los meses el Banco Central registra decenas de miles de cheques rechazados por defectos formales, la mayoría de los cuales podrían evitarse si los usuarios contaran con algo de información básica.Existen dos tipos de cheques: los comunes, que se pagan el día en que se presentan en el banco (y tienen una vigencia de 30 días a partir de la fecha en que fueron emitidos), y los de pago diferido, que son una orden de pago librada por un plazo que puede ir de uno a 360 días (vencen a los 30 días de la fecha establecida para su pago). Los cheques de pago diferido tienen así una fecha correspondiente al momento en que se libraron y otra que indica el momento a partir del cual pueden cobrarse."Aunque por más que los documentos tengan una vigencia de 30 días, si a la hora de cobrarlo el cheque venció por pocos días, el banco tiene opción de llamar al cliente y pedirle autorización para pagarlo. Si dice que sí, se pone con puño de letra que se lo autorizó el titular y se paga", aclaran desde el Banco Ciudad.Los cheques, según explica el Banco Central en su Portal del Cliente Bancario ( www.clientebancario.gov.ar ), pueden depositarse en una cuenta o cobrarse por la ventanilla del banco emisor, siempre que sea por un monto inferior a los $ 50.000 (salvo que el cheque esté librado a favor del titular de la cuenta, en cuyo caso el límite no aplica).Aquellos documentos que estén doblemente cruzados o que lleven la leyenda "para acreditar en cuenta" sólo pueden cobrarse depositándolos en una de ellas.Para depositar un cheque, se debe incluir al reverso (en cualquiera de los lados) la firma, la aclaración, el número de CUIT, CUIL o DNI y el domicilio, al igual que el número...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba