Error de principiante: historias que enseñan

 
EXTRACTO GRATUITO

Al vender una empresa hay que leer todo

Alejandro Estrada

Fundador de Dineromail

Los errores son permanentes, pero éste lo sufrí como ninguno: en la venta de una empresa, no leímos en detalle una cláusula del contrato de escrow, que mantiene el precio en garantía hasta que se solucionen determinadas contingencias. Cerrado el acuerdo, e incluso después del pago de la primera parte, surgió algo inesperado: el comprador determinó una nueva contingencia que para nosotros no era tal, pero pudo hacerlo porque contaba con un párrafo mezclado entre las cláusulas que le permitía fijar lo que considerara, arbitrariamente. Eso significó que pisara nuestro...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA