Ernesto Sanz: 'El radicalismo de hoy no es el radicalismo del helicóptero'

 
EXTRACTO GRATUITO

En campaña y atento a la coyuntura, Ernesto Sanz cuestionó ayer con dureza al Gobierno por la embestida contra el juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt. Planteó que, si el kirchnerismo piensa pedir un análisis psicofísico del ministro del máximo tribunal, debería hacer lo propio con el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou.

"En una de ésas nos encontramos con que Boudou todavía no sabe distinguir entre lo lícito y lo ilícito", disparó Sanz al participar ayer del ciclo Conversaciones que se realiza en LA NACION.

El jefe de la UCR y precandidato a presidente por su partido volvió a defender el pacto con Mauricio Macri y aseguró que "el radicalismo de hoy no es el radicalismo del helicóptero", en un intento por reforzar el mensaje de que su partido "tiene vocación de poder" y está en condiciones de participar de un gobierno de coalición.

-¿Sería ministro de Macri si él llega a la Presidencia?

-Sería cualquier cosa en un gobierno de coalición conducido por cualquiera de las tres fuerzas que componen el acuerdo que estamos construyendo que está convocado para cambiar la historia de estos años de la Argentina. El lugar en el que uno pueda estar en el marco de ese cambio es un desafío apasionante.

-¿Pondría condiciones para integrar un gobierno de Macri?

-Las condiciones las hemos impuesto ya para poder coordinar el frente. Es inimaginable pensar que, después de haber transitado un camino como el que venimos transitando, el del acuerdo entre la UCR, Pro y la Coalición Cívica, que esto lo vamos a discutir después de haber ganado la elección para conformar un gabinete. En general, hay un profundo acuerdo sobre los lineamientos generales de un próximo gobierno. En las herramientas podemos tener algunas diferencias, pero lo grueso, lo estructural, lo sustancial, forma parte de nuestro acuerdo previo.

-¿Qué le pasa al radicalismo, que puede conservar una base en los municipios, pero le cuesta acceder a las provincias y a la Presidencia?

-Cuesta mucho salir de la consecuencia del gobierno de Alfonsín, que terminó antes de tiempo, y del de De la Rúa, que terminó abruptamente. Son realidades incontrastables de las que mi generación se ha tenido que hacer cargo con mucho estoicismo y mucha vocación de poder. El radicalismo de hoy no es el radicalismo del helicóptero, por más que muchos oficialistas se empeñen en decirlo así. Cuando De la Rúa se fue en helicóptero, quienes gobernábamos, y me incluyo porque era intendente de San Rafael, nos quedamos y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA