Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala C, 15 de Agosto de 2019, expediente COM 039862/2014/CA001

Fecha de Resolución15 de Agosto de 2019
EmisorCamara Comercial - Sala C

Poder Judicial de la Nación CAMARA COMERCIAL - SALA C En Buenos Aires a los quince (15) días del mes de agosto de dos mil diecinueve, reunidos los Señores Jueces de Cámara en la S. de Acuerdos, fueron traídos para conocer en los autos “Eritroferon Srl Y Otros C/ Iaria S.A. Y Otros S/ Ordinario” (Expediente Nº 39862/2014; Juzgado Nº 8, Secretaría Nº 15) en los que, al practicarse la desinsaculación que ordena el artículo 268 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden: D.J.V. (9) y E.R.M. (7).

Firman los doctores E.R.M. y J.V. por encontrarse vacante la vocalía 8 (conf. art. 109 RJN).

Estudiados los autos, la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. 2472/89?

A la cuestión propuesta, la señora juez J.V. dijo:

  1. La sentencia apelada.

    1. La sentencia obrante a fs. 2472/89 hizo lugar parcialmente a la demanda entablada por Eritroferon S.R.L., R.A.G. y E.M.A. y, en consecuencia, condenó a IARAI S.A. y a la Obra Social de Choferes de Camiones (OSCHOCA) a pagar a los actores el importe de pesos que allí indicó.

    Para así decidir, el sentenciante rechazó la defensa de falta de legitimación pasiva opuesta por “OSCHOCA” con sustento en el contrato de gerenciamiento médico celebrado entre esta última y la codemandada “IARAI”.

    Sostuvo, asimismo, que de los elementos probatorios aportados a la causa surgía que los actores habían prestado sus servicios médicos a los afiliados de la obra demandada que era gerenciada por la nombrada “IARAI” en instalaciones Fecha de firma: 15/08/2019 Alta en sistema: 21/08/2019 Firmado por: MACHIN - VILLANUEVA (JUECES) - TRUEBA (PROSECRETARIO DE CÁMARA), #24482368#241732112#20190815145426508 propias desde principio de la década de 1990 y hasta el año 2014.

    Tuvo por acreditado, además, que esas labores habían sido inicialmente prestadas por los Dres. G. y M.A. y que ellos habían constituido primero la sociedad Hemotecnia y finalmente la sociedad Eritroferon.

    Desde tal perspectiva, y tras considerar que existía certeza acerca de que a la fecha en que esa relación había finalizado –marzo del 2014- el vínculo contractual de marras se encontraba trabado entre la mencionada gerenciadora y la coactora “Eritroferon”, consideró que ambas se encontraban legitimadas para asumir sus respectivas calidades de actora y demandada en el presente juicio.

    Puso de relieve que los actores sólo habían hecho mención de la duración de la relación a los fines de cuantificar la indemnización pretendida, sin reclamar nada con sustento en hechos acaecidos antes de que “IARAI” fuera sindicada como corresponsable de la ruptura.

    Admitió que los demandantes no habían cursado la intimación previa a la extinción de un contrato que exigían en los arts. 216 del código de comercio y 1204 del código civil, hoy derogados.

    No obstante, consideró que en el caso dicho requerimiento hubiera carecido de sentido, dadas las causas que los nombrados habían invocado como provocadoras de la extinción de la relación en cuestión.

    Sostuvo que esas causales –presiones sobre el Dr. G., irregularidades en la prestación de servicios médicos y de enfermería a los pacientes internados y otras de esa índole- eran incompatibles con las obligaciones básicas en la atención de la salud, por lo que, si bien no se habrían relacionado con las prestaciones que se realizaban en las instalaciones de Eritroferon, no podía soslayarse que los restantes coactores eran los únicos integrantes de esta sociedad.

    Fecha de firma: 15/08/2019 Alta en sistema: 21/08/2019 Firmado por: MACHIN - VILLANUEVA (JUECES) - TRUEBA (PROSECRETARIO DE CÁMARA), #24482368#241732112#20190815145426508 Poder Judicial de la Nación CAMARA COMERCIAL - SALA C De esto dedujo que los problemas experimentados por ellos habían sido idóneos para generar una pérdida de confianza en la gerenciadora y en la obra social, cuyos afiliados eran atendidos por la referida sociedad.

    Tuvo por acreditado que se había requerido a esos coactores que prestaran servicios propios debido a la imposibilidad de realizarlos en los sanatorios de la obra social –que carecían de personal capacitado-, como así también, que las autoridades de “IARAI” no habían permitido el traslado de un paciente menor que padecía leucemia a un centro especializado.

    También tuvo por comprobado el deterioro en la calidad de los médicos que prestaban sus servicios en esas entidades, y lo propio hizo con relación a que se había impedido al Dr. G. la atención de ciertos pacientes y a que se habían cometido otras irregularidades como la atención deficiente de patologías graves, la prohibición de realizar intervenciones quirúrgicas de urgencia sin contar con autorización previa, la ausencia de personal de enfermería especializado, la falta de insumos básicos, la existencia de fuertes conflictos con el nombrado Dr. G. - en cuyo contexto se rehacían sus recetas para la provisión de fármacos por otros profesionales- y la orden de no ingresar a los sanatorios de la obra social que se había impartido respecto de este último.

    Todos esos elementos condujeron al juez a concluir que habían sido acreditadas las interferencias en la labor profesional de los médicos, y que esto había justificado la ruptura del contrato por culpa de las demandadas.

    En ese marco, reconoció a los actores una indemnización que calculó en las utilidades que éstos hubieran podido percibir durante los doce meses en el que estimó razonable fijar el preaviso que hubiera debido cursarse antes de que se extinguiera la relación de que se trata.

    Tuvo por cierto que el plazo de preaviso debía ser determinado en función de la extensión del contrato habido entre las partes por lo que, teniendo en Fecha de firma: 15/08/2019 Alta en sistema: 21/08/2019 Firmado por: MACHIN - VILLANUEVA (JUECES) - TRUEBA (PROSECRETARIO DE CÁMARA), #24482368#241732112#20190815145426508 consideración que “Eritroferon” se había constituido en el año 1998 y que el vínculo se había extinguido en el año 2014, también tuvo por acreditado que dicha relación había estado vigente por un lapso de quince años y medio, que justificaba asignar ese lapso al preaviso que hubiera sido debido.

  2. Los recursos.

    1. La sentencia fue apelada por todas las partes.

      Oschoca

      expresó agravios a fs. 2531/34, los que fueron contestados a fs.

      2564/69.

      Los actores, de su lado, hicieron lo propio a fs. 2536/46, recibiendo la respuesta de fs. 2556.

      IARAI

      fundó su recurso a fs. 2547/54, según queja contestada a fs.

      2572/06.

    2. Sin perjuicio de adherir a los fundamentos expresados por “IARAI”, “Oschoca” se agravia por el hecho de que el sentenciante la haya condenado juntamente con ésta.

      Afirma que esa condena carece de toda justificación, pues, en su carácter de obra social regida por las leyes 23.060 y 23.661, su parte se halla facultada para delegar en terceros la prestación de los servicios médico asistenciales que tiene a su cargo.

      De esto infiere que entre la apelante y la codemandada “IARAI” no existió ninguna delegación susceptible de encuadrar como mandato, por lo que el encuadre jurídico otorgado por el juez no puede ser aceptado.

      Afirma que el magistrado no tuvo en cuenta que su parte no presta servicios en forma directa sino que su función es facilitar el acceso a ellas por medio de intermediarios, por lo que ella no es responsable por las consecuencias de las contrataciones que realizan sus prestadores.

      Fecha de firma: 15/08/2019 Alta en sistema: 21/08/2019 Firmado por: MACHIN - VILLANUEVA (JUECES) - TRUEBA (PROSECRETARIO DE CÁMARA), #24482368#241732112#20190815145426508 Poder Judicial de la Nación CAMARA COMERCIAL - SALA C Manifiesta que no existe en la causa ninguna prueba que acredite que entre los actores y esa obra social hubiere existido...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR