Erasure: 'Siempre hicimos música para que la gente se sienta bien'

 
EXTRACTO GRATUITO

Erasure pudo seguir el camino de la mayoría de las bandas que acariciaban la gloria en los años 80 y, tarde o temprano, se esfumaban con la misma rapidez con la que habían alcanzado la cima. Pero no: Vince Clarke y Andy Bell les hicieron frente a los augurios y, con británica tozudez, siguieron adelante, grabaron nuevos discos, se repusieron de sus crisis personales y mantuvieron en pie el estandarte de su sociedad creativa.

Su visita a la Argentina no se apoya en el simple "revival ochentoso", sino en promocionar su más reciente álbum World Be Gone (en realidad, se trata de un trabajo doble, si se tiene en cuenta esa reversión que es World Beyond, orquestada por la Echo Collective). Así, a siete años de su última presentación en el Luna Park, el dúo formado en 1985 regresa esta noche al palacio de deportes porteño para presentar nuevas canciones matizadas entre esas "que sabemos todos". El domingo, en tanto, harán lo propio en el Metropolitano de Rosario. Recién llegados de Santiago (Chile), Clarke y Belle recibieron a LA NACION, en el hotel de Recoleta donde se hospedan.

-¿Cuál es el concepto detrás de este nuevo álbum?

Bell: -Creo que no tuvimos un concepto en el comienzo. En realidad con Vince pensamos en hacer un disco siguiendo la línea de Erasure (1995), algo más lento e instrumental, del estilo "canciones para el final de una película". Él me envió cinco temas, los escuché y me parecieron muy buenos, pero decidí no seguir escuchándolos para que se mantengan frescos en mi oído al momento de ponernos a trabajar con las letras. Tenía unas ideas dando vueltas, pero decidí no plasmarlas hasta que nos encontramos y volvimos a escucharlas juntos. De algún modo, Vince fue mi musa al momento de ponerme a escribir. El álbum habla mucho de política, de las cosas que están sucediendo en el mundo.

-¿Ese es el modo en el que suelen trabajar, tratando de que sea algo más lúdico?

Bell: -Siempre es distinto. En esta ocasión lo tomamos con calma.

Clarke: -Tampoco tuvimos presión por parte de la compañía discográfica en cuanto a tiempos. Escribimos, corregimos, volvimos a escribir. Eso hizo que fuera un proceso más largo, pero también más divertido. Fue bueno sentarnos a escribir cuando teníamos ganas sin tener a nadie señalándonos el reloj (risas).

-¿Cómo es trabajar durante tantos años juntos? ¿Nunca se cansan el uno del otro?

Clarke: -No, en realidad no pasamos tanto tiempo juntos, no nos vemos en lo cotidiano. Entonces, a la hora de componer, los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA