Hay equipo, pero deberá entrenar durante el partido

 
EXTRACTO GRATUITO

Cuatro días antes de asumir la presidencia de la Nación, Alberto Fernández oficializó ayer que su ministro de Economía será Martín Guzmán, un macroeconomista joven y heterodoxo de neto perfil académico, sin experiencia en la función pública, especializado en reestructuraciones de deudas soberanas y discípulo del premio Nobel Joseph Stiglitz, el economista extranjero favorito de Cristina Kirchner.Al poner fin a esta incógnita también confirmó que otro economista ortodoxo, Matías Kulfas, estará al frente del Ministerio de Desarrollo Productivo, cuyo título implica toda una definición ya que concentrará buena parte de los sectores dedicados a la producción de bienes. La excepción es Agricultura, que tendrá un ministerio a cargo del ingeniero agrónomo Luis Basterra, expresidente del INTA y diputado nacional, como interlocutor directo del sector quizás más refractario al retorno del kirchnerismo al poder.Una de las pocas sorpresas fue la designación de Cecilia Todesca como vicejefa de Gabinete, para secundar a Santiago Cafiero con una visión económica y probablemente de coordinación entre tantos ministerios. Al igual que Kulfas, esta economista vino trabajando con Fernández desde el Grupo Callao, orientado por Mercedes Marcó del Pont, quien conducirá la AFIP.Por su parte, CFK, pese a su función como vicepresidenta, se reservó las designaciones de los titulares de organismos claves como el Banco Central (Miguel Pesce), la Anses (Alejandro Vanoli) y el PAMI (Luana Volnovich) y el derecho de vetar a otros que quedaron en el camino.En cuanto al equipo económico en sí, no solo se caracteriza por su heterodoxia, sino también por la heterogeneidad de sus antecedentes en la función pública. Algunos ya ocuparon segundas líneas y el ministro Guzmán hará su debut. Probablemente deberá ser secundado por funcionarios con experiencia, y por eso se menciona a Martín Abeles (en Política Económica) y a Raúl Rigo (en Hacienda o Presupuesto). Por su parte, Guillermo Nielsen, quien presidirá YPF, dará los últimos toques al proyecto de ley para impulsar la producción exportable de Vaca Muerta. Pero queda en una posición expectante para cuando la reestructuración de la deuda pase de la teoría a la práctica en la negociación con los acreedores externos.A primera vista, Alberto Fernández buscaría replicar el esquema de la segunda mitad del mandato de Néstor Kirchner cuando, tras desprenderse de Roberto Lavagna, designó técnicos de bajo perfil y se reservó las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA