Un episodio sugestivo en medio de la guerra

 
EXTRACTO GRATUITO

Tal vez la incursión de delincuentes en , ayer, simplemente forme parte de la orgía del crimen que sucede en el país. La casa está en Olivos, a pocas cuadras de la residencia presidencial. Esto puede no significar nada. El único lugar seguro de Olivos es la casona que habita temporalmente Cristina Kirchner. Los delincuentes de abrir la caja fuerte del magistrado. Pero ¿qué delincuente no se dejaría seducir por la fascinación de una caja fuerte? Los ladrones aprovecharon que la mucama de la familia abrió la puerta de la casa para pasear el perro. Nada novedoso. La entrada o salida de personas es el momento que más usan los delincuentes para desvalijar casas en el norte elegante de la provincia de Buenos Aires.

Podría, en efecto, ser uno más entre tantos hechos lamentables que suceden en la Argentina. Sin embargo, ocurre que el juez Freiler es miembro de la Cámara Federal que debe resolver si confirma, o no, el procesamiento de Amado Boudou en la causa por la compra de la imprenta Ciccone. Se esperaba, incluso, que esa Cámara dictara una sentencia a fines del año que pasó, antes de la feria judicial. Un misterio frenó la firma de la sentencia. Jueces que habían adelantado entre amigos su voto a favor de confirmar el procesamiento de Boudou, como Freiler, paralizaron de pronto su ímpetu justiciero. Otro juez había anticipado que confirmaría el procesamiento del vicepresidente por algún delito, pero no por todos los delitos esgrimidos en su momento por el juez Ariel Lijo.

Una cosa es el razonamiento que el común de los mortales puede hacer del robo en la casa de Freiler; otra cosa es lo que debe estar pensando Freiler. ¿Por qué los delincuentes perdieron tres horas en tratar de abrir su caja fuerte? ¿Qué buscaban? ¿Fue un mensaje, acaso, para que no vuelva de las vacaciones con esos aires de independencia que mostró en los últimos tiempos? ¿Por qué no se llevaron otras cosas de valor, salvo algunas joyas? ¿Dónde estaba la custodia policial que, por lo general, suele merodear las casas de los jueces importantes del país? Una cosa es segura: Freiler está más cerca de la sospecha política que de cualquier otra especulación. Los jueces no creen en las casualidades.

El caso que afecta al juez Freiler se produjo, además, en el contexto de una sublevación casi generalizada de la Justicia contra la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó. Es como decir que se trata de una sublevación de jueces y fiscales contra Cristina Kirchner...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA