Envío de mails por el trabajador desde oficina - CNAT Sala X

RESUMEN

CNTrab. - Sala X, 25/09/2008, “López Marcela Edith c/ C.C.R. S..A. Concord Consumer Comunication Research Development S.A. s/ despido Palabras claves: Contrato de trabajo- extinción por despido con causa- Injuria- Envío de e-mails agraviantes hacia los superiores. Improcedencia.

 
EXTRACTO GRATUITO

CNTrab. - Sala X, 25/09/2008, “López Marcela Edith c/ C.C.R. S..A. Concord Consumer Comunication Research Development S.A. s/ despido

El caso: La Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo el reclamo de un empleado que fue despedido porque envió mails desde la oficina con contenido injuriante hacia sus superiores. Los integrantes del Tribunal sostuvieron que el hecho de enviar e-mails personales desde la empresa no es causal de despido si la firma antes no notificó a sus empleados sobre la existencia de un reglamento interno y su contenido sobre el uso de Internet en el ámbito laboral. El fallo consideró que si la empleadora pretende eliminar una práctica que toleró largamente, debe fijar nuevas reglas de comportamiento, comunicarlas adecuadamente y de allí en adelante sancionar las faltas que se cometan.

  1. Cierto es que no existe reglamentación interna en lo respecta al uso del correo electrónico o de Internet en el ámbito laboral.

  2. El acceso a un sistema informático y al uso de Internet que provee la empresa posee, conforme el art. 84 de la L.C.T., las características de una herramienta de trabajo, la cual debe ser utilizada para el cumplimiento de las tareas designadas y no para fines personales. Pero si fue la propia principal quien concedió el acceso a un sistema informático y el uso de Internet o intranet, como así también la asignación de una clave personal de acceso al actor, no parece adecuado sostener que pudieran imponerse unilateralmente las restricciones al trabajador sin ninguna advertencia previa que posibilite, en caso de incumplimiento de esta última, la aplicación de alguna sanción de tipo disciplinaria al dependiente que las infringiera.

  3. Al no probarse la existencia de norma alguna sobre el uso que los empleados debían hacer respecto del correo electrónico y de Internet ni perjuicio alguno hacia la empresa, se entiende injustificado el despido con causa.

  4. No existe certeza que la actora haya efectuado comentarios procaces y burlones acerca del personal superior y menos que se refiriera con calificativos injuriosos y malas palabras. Se comprobó que los empleados tenían acceso a cualquiera de las PC que funcionaran en la empresa, que las mismas no eran personalizadas;; que no existía exclusividad en las máquinas; que las oficinas siempre estaban abiertas y como se procesaba mucha información todos usaban las máquinas de todos; que las computadoras podían permanecer prendidas 2 ó 3 días que dependía de lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA