Entusiasmo, regalos de todo tipo y fuerte impronta del camporismo

 
EXTRACTO GRATUITO

ROMA (De nuestra corresponsal).- "Le agradezco mucho, me siento humillado", le dijo ayer Francisco a Cristina al final del intercambio de regalos. Si la primera vez la jefa del Estado sorprendió con un mate, y la segunda con un termo y un cuadro de Santa Rosa de Lima pintado con vino malbec argentino, la tercera los dones presidenciales superaron todas las expectativas, por calidad y cantidad.En medio de los ojos incrédulos de los ceremonieros pontificios, el regalo más impactante fue una escultura-vitrola-media cúpula de la Virgen Desatanudos, de dos metros de alto y en tres dimensiones, que venía con música tipo carrillón (el Aleluya, de Haendel). "¡Sí, tiene música, sólo los argentinos somos capaces de hacer estas cosas!", le dijo entusiasmada la Presidenta al mostrarle la obra de Fernando Pugliese, abogado y escultor, hermano del "Nono" Pugliese, también presente.También le regaló potes de miel hecha en Chaco -"que se exporta a los Emiratos Árabes"-, un óleo de Evita; un retrato de Francisco pop, estilo Andy Warhol; un enorme rosario de bronce y alpaca, y un frente de carruaje antiguo fileteado con la imagen de la Virgen de Luján. "¿No es divino? ¡Es para su cuarto!", le dijo la Presidenta, hablando rápido y sin parar, como en todo el día.En ese momento, vista la comitiva de más de treinta personas, pero que parecía mucho mayor por la presencia de personal de las dos embajadas argentinas en Roma, el de seguridad presidencial, y algunos pocos periodistas, el caos era evidente. "Podía haber sido más discreta la comitiva presidencial, parece un circo", comentaban, algo ofuscados y, por lo bajo, los ceremonieros pontificios, que tardan en acostumbrarse a esa informalidad que irrumpe en el Vaticano cuando el Papa recibe a grupos de argentinos.Aunque esta vez la ausencia de protocolo quizá fue aun mayor vista la presencia de muchos jóvenes, casi todos de La Cámpora, aunque también estuvo un radical K, Leandro Santoro, que le regaló dos ejemplares del Nunca Más a Francisco. En la conferencia de prensa, Cristina pareció encandilada por los jóvenes camporistas, a quienes destacó en varias oportunidades.De jeans y sin corbata, el diputado y referente de La Cámpora, Andrés "el Cuervo" Larroque, le obsequió a Francisco una remera de la agrupación y un cuadro del sacerdote villero asesinado Carlos Mugica. El ex arzobispo de Buenos Aires lo sorprendió a "el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA