La gestión ambiental en entidades financieras los seguros ambientales

Autor:Ana Lamas
Páginas:203-252
RESUMEN

1. La sustentabilidad. Sujeto y predicado ambiental Comercio justo Consumo y producción sustentable 2. La Gobernanza 3. Las certificaciones internacionales y otras herramientas Indicadores para medir Responsabilidad Social ISO 14000 y 26000 Accountability Herramienta de Comunicación de Progreso (COP) del Pacto Global La responsabilidad social corporativa/empresaria Prevención de la contaminación... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 203

1. La sustentabilidad Sujeto y predicado ambiental

El componente ambiental tiene una fuerte incidencia, en especial, en las relaciones comerciales internacionales, para algunos como barrera, para otros como factor de competitividad. Muchas empresas, muchos actores del mercado empiezan a incorporar este componente por diferentes motivaciones: mejorar imagen, por la racionalidad que implica la reducción de costos a partir de una buena gestión ambiental, porque así lo exigen los accionistas. Las instituciones que fueron incorporando sistemas de gestión ambiental avistaron que además de hacer una mejora en su gestión ambiental específicamente, había mejoras medibles, concretas y tangibles en la ecuación económica y social.

La alusión a la sustentabilidad está ligada a una concepción de límites, finitud de los recursos; noción de que el crecimiento, faz económica, puede imponer algunos límites que tienen que ver con el entorno, faz social, con la capacidad de suministrar recursos, faz ambiental. Hay una clara Page 204 noción de la creciente escasez de los recursos, de la capacidad de carga de ciertos ecosistemas para sostener la actividad económica. Este tema no es ajeno a las instituciones financieras.

El principio precautorio integra esta noción de sustentabilidad, obligando a ser proactivos a través de la prevención de riesgos. Conlleva a un análisis costo-beneficio de las acciones proyectadas y obliga a resguardar procesos ecológicos vitales.

Consecuencia de este paradigma, se promueve la noción de "triple balance": esa diferenciación entre el balance económico -cierra los números si es rentable la actividad-; es socialmente viable y ambientalmente posible. Variadas empresas están empezando a ver cuáles son los límites desde el punto de vista ambiental o desde el punto de vista social a su actividad económica.

Y este tema de la sustentabilidad ha sido acogido por múltiples organizaciones quienes han tratado de ir fijando un marco de acción y favoreciendo la participación de terceras partes que validen lo enunciado.

La Corporación Financiera Internacional (Banco Mundial), vela por la sustentabilidad en el sector financiero y entre algunas propuestas, brinda información relativa a la integración de la sustentabilidad en sus servicios y decisiones financieras. A partir de su alcance estratégico a nivel internacional, da pautas para combatir los desafíos globales, como el cambio climático, la pobreza, la corrupción, el desarrollo de la mujer en el sector privado y la preservación de la biodiversidad. Avanza sobre el concepto de que el sector financiero considera cada vez en mayor medida los índices de sustentabilidad. Page 205

Hoy se puede hacer 'benchmarking' -compararse con sus competidoras para medir gestión de la sustentabilidad- a partir de la información de las bases de datos de empresas de SiRi Company, la red de institutos especializados en sostenibilidad y responsabilidad social corporativa. El proceso se desarrolla a través de la elaboración de ratings de sostenibilidad sobre la empresa y sus competidoras, se compara entre los resultados de la empresa analizada y los del resto del sector y finalmente se recopilan y ordenan los datos y elabora un informe descriptivo.

Varios organismos de prestigio no han querido estar ajenos a esta tendencia. La transparencia y la responsabilidad en todas las compañías están creciendo visiblemente a través de mecanismos de control creados para tal efecto. En este contexto, se incluye la definición de guías sobre aspectos sociales y medioambientales y auditorías. A modo de ejemplo podemos mencionar el IRCA (Registro Internacional de Auditores Certificados) y Accountability quienes trabajan sobre una herramienta para medir la sustentabilidad y a tal fin, están elaborando los requisitos para auditores tanto internos como externos.

En razón de que los informes de responsabilidad social corporativa están siendo cada vez mas frecuentes, se hace imprescindible garantizar la veracidad del proceso a través de firmas de certificación reconocida y acreditada, y amalgamar los estándares que se utilizan.

Por eso Account Ability desarrolló la norma auditable de RSC AA1000, que establece una guía de calidad para los certificadores, mediante la combinación de los métodos tradicionales de auditoría con experiencias prácticas que incluye a los grupos de interés. Page 206

La AA1000 ha sido utilizada en combinación con el estándar de elaboración de memorias de sostenibilidad elaborado por Global Reporting Initiative (GRI).

Asimismo, a los fines de dar garantía de la transparencia en la actuación por parte de la empresa, se ha difundido mundialmente la confección de informes de sostenibilidad que así lo puedan acreditar. Mediante el uso de indicadores internacionalmente reconocidos, se da a conocer al público la actuación de la empresa. Tanto ha progresado esta tendencia, que en atención a las demandas de mercado, se ha lanzado el Índice de Sostenibilidad del Dow Jones Islamic Market Index, que combinará los principios de inversión islámicos y los criterios de sostenibilidad, consolidándose quienes se acojan, como lideres responsables.

El índice del mercado islámico Dow Jones es utilizado por 16 países para una variedad de productos financieros. Están excluidas del índice aquellas empresas cuyo negocio sea el alcohol, el tabaco, productos relacionados con la carne de cerdo, los servicios financieros, las armas y el ocio.

En 1999, Dow Jones & company y Sam Group lanzaron la primera familia de índices de sostenibilidad global -Dow Jones Sustainability Group Indexes (DJSGI)-. Este índice engloba a compañías que son líderes en términos de sostenibilidad, en base a la revisión de la gestión económica, medioambiental y social y abarcan una gran variedad de carteras entre ellos fondos de inversión.

Entre los componentes analizados por el índice se encuentran, la Dimensión Económica (gobierno corporativo, relación con inversores, planificación estratégica, gestión de riesgos, códigos de conducta, etc.); la Dimensión Medioambiental (publicación en Informe Anual, actuación y gestión Page 207 medioambiental de las actividades, políticas en materia de reciclaje y aprovechamiento energético, etc); y la Dimensión Social, (indicadores de capital humano, políticas de prevención e implicancias en el desarrollo social de las comunidades).

Las empresas dan una importancia cada vez más creciente a las políticas de buen gobierno y a las iniciativas que no dañen el ambiente. Así, las compañías líderes se diferencian de las rezagadas en cuestiones específicas del sector, como una nutrición sana en la industria alimenticia o la prevención de estafas en el sector financiero.

Los indicadores de sostenibilidad cada vez están más relacionados con valores financieros e integrados en los informes anuales de las compañías. Asimismo, las compañías reconocen la importancia del capital humano para su éxito.

Comercio justo

El Comercio Justo es un modelo comercial al que le interesa fundamentalmente proteger al primer y último eslabón de la cadena comercial, es decir, al primer productor y al consumidor final. En el caso del productor, una paga y condiciones comerciales adecuadas; para el consumidor (eslabón clave), que obtenga no sólo el producto de la calidad que buscaba, sino la información sobre quién se beneficia con su compra, y cómo. Éste, en la medida en que pueda elegir entre múltiples productos, puede empezar a premiar a aquella cadena de producción que más le satisfaga.

En todo esto la clave es la información: sobre quiénes participan en la cadena comercial, cómo se distribuyen los recursos, y bajo qué condiciones. La idea de que un consumidor pueda exigir cierta información referida a cada etapa Page 208 de una cadena de valor, se conoce como trazabilidad. Existen muchos modelos de trazabilidad. Las ISO 9000 hacen que sean trazables criterios y normas de calidad y control de procesos de producción. La certificación orgánica controla rigurosamente que no se rompa en ningún momento la integridad orgánica de un alimento en la larga cadena desde una huerta hasta la casa del consumidor.

El modelo del comercio justo permite al consumidor final trazar el recorrido descendente que hace su dinero por la cadena de valor; y en última instancia saber cuánto le llegó al productor original y si fue en condiciones comerciales justas.

Los mercados libres y efectivos alientan innovación y crean mejores condiciones de vida presentes y futuras. Esa innovación se refiere a:

  1. Provisión de productos y servicios mas sustentables.

  2. Asegurar modelos de consumo más sustentables.

  3. Innovación tecnológica y social.

  4. Cambios integrales en el modo tradicional de ver la empresa.

Los productos de comercio justo son certificados con el Sello de Garantía Fairtrade, el sello funciona ya en 20 países y se gestiona a través de la organización internacional FLO (Fairtrade Labelling Organization). La idea es que los productos lleguen no solo a los grandes centros de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA