Enrique de Dinamarca, el príncipe infeliz

El martes, a los 83 años, se murió Enrique de Dinamarca, consorte de la reina Margarita. Pidió no ser enterrado junto a su esposa. Podríamos decir que Enrique era de lo que se suele llamar "miembro controversial de la familia real". O un exponente extraño de la realeza, si no fuera porque toda realeza es rara.

Era un miembro de la nobleza francesa y en 1967 se casó con Margarita, la entonces princesa heredera de Dinamarca. En 1972 ella ascendió al trono, y él obtuvo el título de príncipe consorte. Nunca se resignó a no ser llamado rey. Treinta años después dijo sentirse aislado y humillado cuando la reina presidió los festejos de Año Nuevo con el hijo de ambos, el príncipe heredero Federico. "Por muchos años he...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba