Los enojos de Macri y las sospechas de pactos de impunidad

 
EXTRACTO GRATUITO

La Argentina cuenta con una larga historia sobre leyes de amnistía e indultos presidenciales, ya desde los años que siguieron a la Revolución de Mayo. Pero la "autoamnistía" decretada por el último presidente de facto, el general Reynaldo Bignone, para beneficiar a todo militar que pudiera ser acusado por violaciones de los derechos humanos resultó emblemática. Fue uno de los temas centrales de la campaña electoral de 1983. se declaró claramente a favor de su derogación, al tiempo que denunciaba un pacto militar-sindical; su rival peronista, Italo Luder, por el contrario, se mostró partidario de convalidarla, en pos de una supuesta unidad nacional. Alfonsín triunfó en las urnas y de inmediato hizo derogar aquella amnistía. Es probable que la cuestión de las posibles amnistías y de los presuntos pactos de impunidad vuelva a sobrevolar la próxima , aunque esta vez de la mano de los numerosos procesamientos que recaen sobre exfuncionarios kirchneristas y empresarios que aparecen en las causas judiciales derivadas de .Cualquier dirigente del peronismo no kirchnerista que pacte con quedará expuesto a las mismas sospechas que contribuyeron a la derrota de Luder en 1983. De ahí que dirigentes de imaginen que, ante la dificultad para exhibir avances en materia económica, pueden encontrar en la lucha contra la impunidad un eje para su campaña proselitista.Mientras resultan ostensibles los esfuerzos del kirchnerismo por empantanar la causa de los cuadernos, procurando impugnar todo lo actuado por el fiscal , otros representantes del peronismo, incluidos y dirigentes cercanos a , insinúan la necesidad de buscar salidas políticas para exfuncionarios y empresarios involucrados en los escándalos de corrupción asociados a las concesiones de obra pública durante la década de los Kirchner.La estrategia electoral de Cambiemos para diferenciarse no solo del kirchnerismo sino de sus rivales de Alternativa Federal, sin embargo, podría fracasar si el presidente Macri no cuida sus palabras. Su virtual confesión de que su padre, Franco Macri, habría incurrido en un delito, al ser parte de un "sistema extorsivo" en el que "había que pagar para trabajar" durante el kirchnerismo, pareció colocar a los empresarios en el papel de simples víctimas antes que como cómplices de la corrupción y parásitos del Estado. En cierto modo, esa frase de Macri traza un peligroso paréntesis en torno de la responsabilidad de empresarios que aceptaron pagar coimas y genera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA