Los enigmáticos californianos Xiu Xiu llegan para hacer Ruido

 
EXTRACTO GRATUITO

Difícil definir a una banda como Xiu Xiu. Nacida en San José, California, a partir de la disolución de Ten in the Swear Jar, un efímero proyecto de ska-punk experimental, fue cambiando de formaciones y de estilo a lo largo de sus quince años de prolífica carrera.

Lleva grabados dieciséis discos, todos muy diferentes entre sí, pero siempre complejos y desafiantes. Los últimos dos son una reinterpretación completa de la famosa banda sonora de Twin Peaks y Forget, editado este año, que muestra la faceta más pop del grupo, siempre dentro de sus propios estándares, para nada convencionales: las apariencias de ellos engañan.

El único miembro original que mantiene Xiu Xiu es Jamie Stewart, un artista muy particular, cargado de obsesiones y angustias existenciales sagazmente reflejadas en un repertorio que abarca desde el abuso infantil y la violencia política hasta la identidad de género y la sumisión amorosa. Oscuro y enigmático, Stewart parece un personaje escapado de una novela de Dennis Cooper, el provocativo autor norteamericano de novelas como Cacheo y Tentativa, que en su momento despertaron incendiarias polémicas. Cooper ha sido, de hecho, parte del círculo íntimo de la banda durante años.

Ahora, Xiu Xiu (un nombre sacado de Xiu-Xiu: The Sent Down Girl, un film chino de 1998 protagonizado por Joan Chen, la atribulada Josie Packard de la serie creada por David Lynch) llega por primera vez a la Argentina, gracias al ciclo Ruido, que se iniciará en la sala AB del Teatro San Martín, continuará el 17 de noviembre con la presentación de Bill Orcut, guitarrista de la banda de noise Harry Pussy, y cerrará el 14 de diciembre con Jeremy Gara, baterista de los canadienses Arcade Fire que vendrá con su proyecto electrónico-audiovisual. Las últimas dos fechas se harán en la Sala Enrique Muiño del San Martín.

La visita de Xiu Xiu, que se ha asociado en algunas de sus aventuras musicales con otros amantes de las exploraciones sonoras como Michael Gira (Swans), Greg Sarnier (Deerhof) y Liz Harris (Grouper), es un pequeño acontecimiento, tanto para el público local como para el propio Stewart, cuyo desbordante entusiasmo por el desembarco en Buenos Aires queda plasmado en la interminable lista de colegas que cita cuando LA NACION le consulta por sus principales influencias: exactamente ¡setenta!, entre las cuales aparecen Nina Simone, Kraftwerk, Joy Division, Herbie Hancock, Morton Feldman, Prince, The Cure, David Bowie, Tom Petty, Philip Glass, James...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA