Endurecerán la cuarentena en el área metropolitana, pero debaten a partir de cuándo

 
EXTRACTO GRATUITO

Con un retroceso "inevitable" en el horizonte, el presidente Alberto Fernández debatió ayer durante más de una hora junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el futuro de la cuarentena en la zona metropolitana. Acordaron endurecer las medidas de aislamiento, y aunque aún resta conocer el alcance y la profundidad de la marcha atrás, el anuncio se conocerá hacia el fin de esta semana.Luego de ver y la tasa de contagio de ambos distritos, y a pesar de sostener su "preocupación" por el futuro inmediato, los participantes del café compartido en la quinta de Olivos descartaron un retorno inmediato a la fase 1 de y analizan "alternativas" para la próxima prórroga de las medidas de excepción."Se va a volver sí o sí a mayores controles. Pero la gente está cansada, no podemos volver a la fase 1", afirmaron cerca del Presidente, que luego de la partida de Rodríguez Larreta continuó la charla con Kicillof, partidario de "volver ya" a la primera etapa de la cuarentena.Según informaron fuentes de las tres administraciones, durante la reunión se llevó a cabo "un repaso de lo que se había trabajado el viernes" entre el gobernador bonaerense y el jefe de gobierno porteño. Se compartió la "preocupación por la suba de los últimos días" y se acordó "seguir monitoreando los datos día a día", para tomar una decisión "hacia el fin de la semana". También reiteraron que se "reforzará fuertemente el control de la movilidad", sobre todo en los accesos a la ciudad desde y hacia la provincia.Cerca del Presidente mostraban pesimismo con relación al futuro. "Esto va a empeorar mucho y rápido. Si esto ocurre, volvemos para atrás", pronosticaba un vocero que tuvo acceso a lo conversado entre Fernández y sus dos invitados. "Revisaremos otra vez los permisos, se endurecerán los accesos y estaremos atentos a los números de camas ocupadas y aumento de casos", ampliaban cerca del Presidente.En la Ciudad coincidían en la preocupación, pero la perspectiva era menos alarmista. "Solo volvés del todo para atrás si te quedás sin camas, y eso no ocurre", afirmaba un ministro, quien acercaba un dato: de las 400 "camas Covid" de terapia intensiva en la ciudad, están ocupadas 172, es decir, menos de la mitad. "La Provincia quiere cerrar todo el 1° de julio, nosotros creemos que el pico se va a dar el 15. Tal vez terminemos retrocediendo el 7", razonaban...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA