Encuentro para tratar de destrabar el impuesto a los vinos

 
EXTRACTO GRATUITO

Entre los bodegueros cayó mal el faltazo. Tras la presentación de la reforma tributaria y la prevista suba del impuesto interno al vino, el sector buscaba hacer recapacitar al ministro de Hacienda, , arquitecto de la iniciativa. Pero el funcionario, que tenía previsto participar ayer de una reunión con los bodegueros y gobernadores, no fue. El anfitrión fue el ministro de Producción, .

Tal era el despecho que hasta festejaron el cambio de interlocutor. "Cabrera conoce cómo funciona este sector", dijeron.

"Todo pasa a cuarto intermedio. Sólo tomaron nota", contaron a LA NACION en una de las principales bodegas. Entre los participantes del encuentro explicaban además que era muy difícil hacer recular al Gobierno sin generar las protestas de los productores de cerveza, champagne, whisky, coñac y gaseosas con azúcar.

Sin embargo, el gobernador de Mendoza afirmó que hoy volverá a insistir en su reclamo directamente ante el presidente , con el que compartirá una reunión junto a otros gobernadores. Y, para enojo de otras industrias de bebidas, marcó las diferencias entre ellas y el vino.

"El vino es una industria, pero tiene una base agrícola muy fuerte", dijo. "La comparación ha sido muy mala y no tenemos las mismas características que los demás. La cerveza tiene dos dueños y no exporta. Las gaseosas, también. El vino son 800 bodegas", analizó el mandatario. Rescató además que el vino "no es una bebida insalubre".

sostuvo que no obtuvo una respuesta, pero que se sintió escuchado por el Gobierno. "Bajar el costo argentino es la línea correcta, pero el impuesto interno va a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA