Encontraron más restos de ADN del portero en las uñas de Ángeles

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1596055-hallan-adn-del-portero-jorge-mangeri-debajo-de-otras-dos-unas-de-angeles-rawsony arrancó parte de piel de su agresor. Según esos análisis, el perfil genético del tejido encontrado debajo de las uñas de http://www.lanacion.com.ar/la-muerte-de-angeles-rawson-t49464, el encargado del edificio de Ravignani 2360, donde vivía la víctima, y http://www.lanacion.com.ar/1596016-una-discusion-en-el-edificio-de-angeles-rawson-el-dia-de-su-muerte-nuevo-dato-de-la-causaocurrido el 10 de este mes.Así, ya suman tres los dedos de la chica donde fue encontrado ADN del portero.Horas antes de que este informe llegara al despacho del juez de Instrucción Javier Ríos, se retiró de los tribunales el último de los 26 vecinos del edificio de Ravignani, en el barrio de Palermo. Habían sido llevados al Palacio de Justicia, entre la medianoche y la madrugada de ayer, para declarar como testigos, en un operativo con pocos antecedentes en la historia judicial argentina.Según fuentes de la investigación, la convocatoria fue realizada por el magistrado Javier Ríos, quien tomó esa decisión después de escuchar un CD con la grabación de una conversación telefónica en la que una mujer que decía ser hermana de una vecina afirmaba que había oído y observado una discusión en el hall del edificio el día que asesinaron a Ángeles. Este audio volvía a poner en la mira de los investigadores a dos miembros del entorno de la adolescente asesinada.Esa misma mujer, que hasta anoche no pudo ser localizada por la Justicia, expresó en el audio que le habían ofrecido dinero para que no contara lo que había visto y manifestó que varios vecinos habían sido amenazados.Luego de nueve horas de declaraciones, ninguno de los vecinos citados a declarar por Ríos apoyó la versión de esa mujer que comprometía al entorno de la víctima. Según fuentes de la investigación, nadie reconoció haber sido amenazado ni mencionó ofrecimientos de dinero. Tampoco se refirieron a aquella discusión que habría mantenido Ángeles con dos integrantes de su círculo íntimo, a la que se habría sumado Mangeri.Si bien la mujer parecía volver a colocar un manto de sospecha sobre el entorno de la víctima, esta presunción habría quedado desvirtuada a partir de las declaraciones de los vecinos, quienes complicaron aún más al encargado del edificio.Al menos cuatro de ellos aseguraron que la tarde del 10 de este mes, cuando mataron a Ángeles, Mangeri los llamó por el portero eléctrico y les pidió que sacaran la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA