Los empresarios creen que las PASO son un punto de inflexión

 
EXTRACTO GRATUITO

"Al peronismo le cayó una suerte de bomba atómica. Los resultados de ayer borran prácticamente todos los liderazgos alternativos que tenían y ameritan una revisión muy profunda del quién es quién." La frase es contundente y pertenece a Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar, el grupo argentino que cerró 2016 con ventas por 7281 millones de pesos.

"Me sorprendieron el derrumbe de Sergio Massa en la provincia y la desaparición de los Rodríguez Saá en San Luis. También los números de Córdoba. Hay otros candidatos muy tradicionales que desde este momento desaparecen de un plumazo", agregó Madanes Quintanilla con cierta preocupación. Es que entre los industriales el impacto fue dispar. Para muchos el triunfo de Cambiemos supone una luz amarilla en decisiones económicas que descontaban que no se producirían; para otros implica la toma de decisiones urgentes para poder integrarse al mundo.

"Ahora, la mayor exigencia de competitividad será inexorable. El cambio de la matriz industrial se convertirá en una realidad a la que tendremos que acostumbrarnos y también la amenaza de abrir determinadas importaciones", graficó un hombre del mundo textil desde el más profundo off the record. Su alarma se encendió. Por lo bajo descontaba una contundente derrota de Cambiemos tal como se la había anticipado su encuestador de cabecera. "No lo contrato más", rumió indignado. "Es hora de que Cristina Fernández de Kirchner se jubile y deje lugar a las nuevas generaciones", se le escuchó decir a Eduardo Eurnekian, titular de Aeropuertos Argentina 2000, durante los últimos días. A las elecciones las siguió desde el exterior, pero su punto de vista fue contundente.

Desde la Asociación Empresaria Argentina, Jaime Campos apostó a una definición tan breve como certera: "Creemos que ha sido un paso importante para consolidar la república, vemos muy buenas perspectivas para la economía de ahora en más". Es que en el mundo empresario hubo ayer ganadores y perdedores. No sólo por los resultados de las PASO, sino por la convicción de un rumbo económico claro para los próximos meses. Para muchos esto supone una buena noticia, mientras que para otros es momento de redireccionar su GPS de influencias tras haberse mareado con las últimas encuestas. El crecimiento de la industria, la construcción y la venta de motos y autos de los últimos meses no fueron brotes suficientes para que la economía real respire una mejora.

"El resultado de las PASO es un factor clave para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA