El empleo se detiene igual que el ritmo de la economía

 
EXTRACTO GRATUITO

Quizás una de las conclusiones más impactantes de los especialistas cuando se refieren al proceso por el que pasan los distintos sectores de la economía en la actualidad es la primarización de la economía en detrimento del empleo. "En vez de exportar vinos, exportamos mosto. No conviene exportar vino por los altos costos que tiene aparejada la producción, entre ellos, los laborales", dice Ernesto O’Connor, director de la maestría en Economía Aplicada de la Escuela de Economía de la UCA. Coincide un ejecutivo de una de las firmas más importantes de consumo masivo de la Argentina, hiper regulada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

"Nosotros todavía industrializamos los productos primarios, pero hay multinacionales que optaron por exportar los insumos y hacer la elaboración en sus plantas en otros países". A contrapelo de la leyenda que sostiene el llamado modelo, y que se denomina Matriz de acumulación diversificada con inclusión social, "conviene exportar la commoditie y no pagar salarios", dice O’Connor.

Atraso cambiario y una brecha con el dólar oficial de más de 60%, cepo, precios regulados y ahora congelados. La increíble inflación de dos dígitos, el aumento de costos laborales que ahora son similares a los de 2001, el aumento del costo de insumos, la imposibilidad para girar dividendos, dificultades para importar piezas clave para la producción, empleados descontentos con sus haberes porque son reducidos por el impuesto a las ganancias. Cada vez más trabas bloquean y asfixian la economía creando –para diversos sectores de la producción– un estrés financiero que se manifiesta en los bajos márgenes de rentabilidad, en un compás de espera y, en algunos casos, en reducción de personal.

"La economía entró en una nueva etapa, la de bajo crecimiento, desde fines de 2011", dice Ernesto O’Connor, director de la maestría en Economía Aplicada de la Escuela de Economía de la UCA. "Las medidas planteadas en materia económica crearon el efecto inverso al deseado. Hay que tener en cuenta que la estructura industrial no cambia desde hace décadas, y está basada en insumos importados".

Como dato curioso, según Haruko Archenti, directora de reclutamiento y selección de la consultora Archenti Group, surgió un nuevo puesto muy requerido por las empresas: el ingeniero inverso. "Es el encargado de identificar las piezas que componen un elemento clave para la industria y determinar la posibilidad de conseguirla...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA