Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, 2 de Julio de 2010, expediente 6.571/10

Fecha de Resolución 2 de Julio de 2010

"COMPAÑIA DE EMPLEADOS DEL BANCO DE FORMOSA C/

BANCO PATRICIOS SA S/ ORDINARIO"

Expediente Nº 6571.10

Juzgado N°24 Secretaría Nº 48

Buenos Aires, 2 de julio de 2010.

Y VISTOS:

  1. Vienen los autos para resolver el recurso de apelación incoado por la actora contra la resolución de fs. 121/3 que dispuso decretar la caducidad de instancia en las presentes actuaciones.

    A tal efecto, la recurrente señala que el escrito de integración de demanda y ampliación de prueba de fs. 86/7 es un acto que interrumpió

    el plazo de caducidad. Asimismo, sostiene que los mismos efectos habrían producido los pedidos de búsqueda de las actuaciones.

  2. Liminarmente, cabe señalar que la instancia judicial es el conjunto de actos procesales que se suceden desde la interposición de la demanda, la promoción del incidente o recurso, hasta la notificación de la sentencia o pronunciamiento final hacia el cual dichos actos se encaminan,

    circunstancia por la cual es susceptible de caducar desde el traslado de la pretensión inaugural -aunque no fuere notificado- hasta el dictado de sentencia y su notificación (v. Palacio "Derecho Procesal Civil" t. IV, pág.

    219 n° 363; Fassi-Yañez "Código Procesal Comentado" t. 2, pág. 631/2 ed,

    1989, entre otros).

    En tal contexto, la resolución recurrida debe ser mantenida.

    Ello es así, puesto que el recurrente no se hace cargo de que a la fecha de presentación del escrito de fs. 86/7 y fs. 90, el plazo previsto en el art. 310, inc. 1°, CPCC había transcurrido holgadamente, tal como fuera dicho en fs. 121/3. Esta circunstancia por sí sola sella la suerte del recurso.

    No obstante ello, el recurrente insiste en considerar interruptivos tales actos, alegando que no requerían en modo alguno el consentimiento.

    Sin embargo, también ha sido dicho en la sentencia apelada que dichas presentaciones han sido realizadas una vez perimida la instancia y que, al contestar demanda, el accionado ha desconocido estos actos, sin que el accionante haya aportado elementos concretos y determinantes que permitan apartarse de la solución propiciada en la anterior instancia.

    Es decir: si bien el escrito de ampliación de prueba tiene los efectos de interrupción del curso de caducidad, esta interrupción no se torna operativa cuando fue realizado una vez transcurrido el citado curso,

    de modo que es necesario, para purgar la caducidad, el consentimiento de la otra parte.

    Sobre este aspecto, agrégase que la entidad demandada interpuso la caducidad de la instancia junto con...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR