Elecciones 2017: Esteban Bullrich y Cristina Kirchner, la batalla central

 
EXTRACTO GRATUITO

A la hora de la verdad, el gobierno de Mauricio Macri buscará consolidarse hoy en las elecciones para cargos legislativos de la provincia de Buenos Aires. El candidato a senador de Cambiemos, , competirá como favorito contra su adversaria de Unidad Ciudadana, . El oficialismo temía a última hora que las novedades del condicionaran los resultados finales.

En esa competencia, intervendrán también los candidatos de 1 País, Sergio Massa; del Frente Justicialista Cumplir, Florencio Randazzo, y del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), Néstor Pitrola.

Según las últimas encuestas del comando de campaña de Cambiemos, Bullrich ganaría por dos puntos. Desde el kirchnerismo no difundieron sondeos, como otras veces.

"De todos modos estamos muy justitos. Fue una semana muy rara, no pudimos hacer el cierre de campaña que queríamos", dijo a LA NACION un alto operador de la campaña bonaerense, que dirige la gobernadora María Eugenia Vidal.

En el plano nacional, el Gobierno aspira a ganar 13 distritos: los diez en los que triunfó en las PASO del 13 de agosto -Jujuy, Corrientes, Entre Ríos, CABA, Córdoba, La Pampa, Neuquén, Santa Cruz, San Luis y Mendoza- y sumar Buenos Aires, Santa Fe y Tierra del Fuego.

Estima que emparejará con el PJ en Chubut, Chaco y Salta, y que perderá La Rioja, Formosa, San Juan, Tucumán, Misiones, Río Negro, Catamarca y Santiago del Estero.

Los últimos barridos de encuestas de Cambiemos le otorgaban a Bullrich una ventaja de 40 puntos a 38. Massa rondaba los 12/13; Randazzo, casi 6, y Pitrola, entre 3 y 4%.

En las PASO Cristina Kirchner ganó por 20.324 votos en forma agónica, tras el escrutinio definitivo de la justicia electoral bonaerense. La diferencia fue de 0,21% sobre Bullrich. La ex presidenta obtuvo 33,95% de los votos; el ex ministro de Educación, 33,74%; Massa, 15,26%; Randazzo, 5,88%, y Pitrola, 3,34%.

La apuesta de Cambiemos para esta elección es la polarización entre el oficialismo y el kirchnerismo. Estiman que tras el triunfo en las primarias de Cristina muchos votantes de Massa se inclinarán por Cambiemos para provocar una derrota al kirchnerismo. En cambio, la esperanza de la ex presidenta es quebrar al oficialismo en los bastiones históricos del peronismo duro, como la primera y la tercera sección electoral, con epicentro en La Matanza. En el Gobierno aseguran que en esos territorios se achicaron diferencias.

La campaña de Cambiemos apostó a convencer a los electores que no asistieron a votar a las PASO...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA