Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 27 de Abril de 2011, expediente C 106332 S

PonenteDe Lazzari
Presidentede Lázzari-Hitters-Negri-Genoud
Fecha de Resolución27 de Abril de 2011
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

Dictamen de la Procuración General:

La Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Mar del Plata, desestimó en fs. 406/409 vta. el recurso de apelación interpuesto por el fallido, J.L.E., contra la resolución de fs. 311, que a su turno había rechazado por extemporáneo su planteo de nulidad de la sentencia de quiebra dictada a fs. 234/235, reclamo éste sustentado en la falta de vista previa al dictado del pronunciamiento en el marco del procedimiento establecido por el artículo 54 de la ley de concursos y quiebras.

Para así decidir, el tribunal entendió en primer lugar que la pretensión nulificante de la declaración de quiebra debía estar fundada en el incumplimiento de los requisitos que condicionan su validez como acto judicial. Esto es: cuando se ha dictado sin sujeción a los requisitos de tiempo, lugar y forma legalmente exigibles, pues no ha de sustraerse del sistema de nulidad de la sentencia en general (art. 172 CPCC).

En dicha inteligencia, afirma que existe un impedimento formal para la procedencia de la pretensión nulificante allende la cuestión de la temporaneidad. Así, expone que la nulidad por defectos de la sentencia se encuentra comprendida por el recurso de apelación, recurso éste que en autos fue desestimado en fs. 325, con fundamento en que la sentencia de quiebra indirecta por falta de pago de honorarios y aportes al síndico deviene inapelable.

A mayor abundamiento, expone su criterio coincidente con el magistrado de origen en punto a la extemporaneidad del pedido de nulidad aunque por razones diversas. Explicita que es doctrina de dicho tribunal de alzada la que prescribe que en virtud de los normado por los artículos 26 y 273 inc. 5º de la ley 24.522, según su interpretación literal, todas las providencias se consideran notificadas por ministerio de la ley, salvo que el compareciente deje constancia de su presencia en el correspondiente libro de secretaría.

Subraya la distinción entre el supuesto de autos -quiebra indirecta- y el de una quiebra directa -definida por el artículo 95 de la ley 24.522- para la cual la LCQ descarta la notificación automática o por ministerio de la ley. Y concluye así, en que la sentencia de quiebra quedó notificada por nota el día 14/05/1999, venciendo el plazo para la promoción del incidente de nulidad en las dos primeras horas del día 24/05/1999.

Agrega que no es óbice para arribar a la señalada conclusión, el hecho de que se hubiera ordenado su notificación "personalmente o por cédula" al insertarse la expresión "notifíquese" en el auto declarativo de quiebra, de acuerdo con un propio criterio del tribunal conforme al cual el sistema de notificación de las providencias que deben ser comunicadas personalmente o por cédula es "numerus clausus" y el magistrado no tiene la facultad de extenderlo a supuestos no previstos en la ley. Cita precedentes de V.E. en donde se habría seguido dicho temperamento (causas Ac. 57.098, sent. del 25-XI-1997 y Ac. 73.617, sent. del 12-IX-2001).

Por todo ello, concluye en la confirmación del rechazo del planteo de nulidad incoado por la ahora fallida.

Contra dicha forma de resolver se alza el Sr. E. quien en fs. 415/421 interpone sendos recursos extraordinarios de nulidad e inaplicabilidad de ley, debiendo expedirme solo con relación al último de los nombrados en función de la decisión desestimatoria del primero, emitida por ese Supremo Tribunal en fs. 438/439, en los términos de lo normado por el art. 31 bis de la Ley 5827.

En respaldo del único intento recursivo que permanece en pie invoca el impugnante la violación de la ley y de la doctrina legal así como también la interpretación arbitraria de los escritos constitutivos del proceso. Sostiene violados los artículos 14 bis, 16, 17, 18 y 19 de la Constitución Nacional; art. 10, 15 y 31 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires; arts. 34 incs. 4º y5º ap. c); 135 inciso 12 y su doctrina legal; 163 incs. 5º y 6º; 170, 172 y su doctrina legal; 173, 179, 266 y 272 del CPCC y 278, 280 y 281 de la ley 24.522.

Ataca el fallo de Cámara a partir de sus dos pilares argumentales. Así, critica en primer término la postura del a quo en cuanto entendió que la nulidad de la sentencia se encuentra comprendida en el recurso de apelación y sostiene que se interpretó arbitrariamente su planteo nulitivo, pues éste no se refería a la sentencia en sí sino al trámite anterior a su dictado. Arguye la errónea interpretación de los artículos 170 y 172, por cuanto la vía incidental es la apropiada para su planteamiento de conformidad con la doctrina legal de V.E. que cita (causa Ac. 63.698, sent. del 19-II-2002)

Alega también la violación del principio de congruencia por cuanto la primera instancia rechazó in límine el incidente, sin sustanciación y limitándose a declarar su extemporaneidad, de modo entonces que la Cámara no pudo conocer sobre cuestiones no alcanzadas por la expresión de agravios, configurándose con ello la violación de los artículos 266 y 272 del CPCC.

Con relación a la temporaneidad del planteo y al argumento por el cual la Cámara consideró inoficioso el "notifíquese" inserto al final de la sentencia de quiebra, expone la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR