La educación sexual abre una grieta entre los padres

 
EXTRACTO GRATUITO

-¡Ustedes están cambiando los valores de la cosas!-Hay una ley nacional, señor.-¡No voy a obedecer tu ley perversa!El intercambio, capturado en video la semana pasada cuando , encapsula como pocos el nacimiento de (aún otra) grieta entre los argentinos, esta vez, por el control sobre los contenidos que se imparten a los chicos en esta materia.Doce años después de la aprobación de la ley 26.150, que determinó la creación del (ESI), destinado a los alumnos de todos los establecimientos de gestión estatal y privada, el posible cambio de un artículo clave disparó una nueva disputa entre los sectores, encabezados, en su mayoría, por padres, que ya se habían enfrentado en la primera mitad del año por el proyecto de legalización del aborto.El 4 de septiembre pasado, en un plenario de las comisiones de Educación y de Familia, Mujer y Adolescencia se obtuvo dictamen para declarar de orden público la ley ESI, medida que, en los hechos, vuelve obligatoria la inclusión de sus contenidos en las currículas de las instituciones educativas de todo el país. A la fecha, solo cuatro distritos (Catamarca, La Rioja, Río Negro y Santa Cruz) adhirieron a la norma, mientras que otras seis (Buenos Aires, Chaco, Capital Federal, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe) tienen leyes propias.Además, el dictamen prevé la modificación del artículo 2 para incluir legislación relacionada a la norma, como las leyes 26.618 de Matrimonio Igualitario y 26.743 de Identidad de Género y la eliminación del artículo 5, que permite a cada escuela adaptar las propuestas de la ESI "a su realidad sociocultural, en el marco del respeto a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros", lo que encendió la mecha del conflicto.El diputado José Luis Riccardo (UCR), autor del proyecto de modificación, dijo que el artículo 5 "era innecesario". "Es obvio que todas las instituciones enseñan los contenidos sobre la base de sus principios, creencias y cultura, como es obvio que existe la libertad de expresarse. Lo que no puede suceder es que una convicción vaya en contra de los derechos consagrados por la ley. Alguien puede estar convencido de que la identidad de género está mal, pero existe", indicó.Su colega Marcela Campagnoli (CC-ARI) criticó aspectos de la redacción del dictamen, aunque sostuvo que "la ley 26.206 de Educación Nacional, establece que quienes pueden prestar servicios educativos de gestión privada tienen el derecho a aprobar el proyecto educativo institucional de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA