Educación. ¿Se puede recuperar el año sin presencialidad?

Las clases por Zoom de 2020 tuvieron efectos en la educación de los niños

La educación en la Argentina está concebida para la presencialidad y la suspensión de las clases durante el año pasado supuso un gran desafío para todos los niveles, desde el inicial al universitario. La educación a distancia para muchos alumnos se trató de clases dictadas a través de plataformas virtuales, para otros, tareas que llegaban por email o un video de WhatsApp, y para otro tanto, ir a buscar un cuadernillo a la puerta del colegio.

Durante 2020, si bien las escuelas priorizaron la enseñanza de contenidos, se presentaron dificultades para el aprendizaje en todos los niveles. Ya con la vuelta a la presencialidad en 2021 -a excepción de las universidades-, el sistema educativo se encuentra en plena etapa de diagnóstico, evaluando qué se aprendió en 2020, qué hay que volver a ver, qué es prioritario y qué hay que dejar a un lado y cómo integrar los contenidos propios de este año en la grilla escolar.

"No hay un relevamiento sobre cuáles fueron las áreas de mayor dificultad para los estudiantes en 2020, pero está claro que hay niveles que tienen una mayor dependencia para con los docentes, como el inicial y el primer ciclo de la escuela primaria", señala Gabriela Azar, directora del departamento de Educación de la Universidad Católica Argentina (UCA). Además, advierte que, tanto en primaria como en secundaria, la comprensión y producción de textos, la aplicación de técnicas de estudios que facilitan la interpretación, así como la resolución de situaciones problemáticas y algoritmos operatorios son los que requieren de una mayor comprensión, explicación y ejercitación. Estos suelen ser los temas que más dificultades presentan en el aprendizaje, en especial para incorporarlos desde la virtualidad.

Sin supuestos

Para Andrea Pelliccia, directora del nivel primario del Belgrano Day School, necesariamente hay que tomar 2021 como una continuación de 2020. "No se pueden dar supuestos, no se pueden considerar contenidos propios de un nivel como aprendidos y mucho menos pensar que fueron consolidados durante el año pasado", explica. Pelliccia asegura que, por ejemplo, el año pasado se trabajaron prácticas del lenguaje como desarrollo del lector, comprensión lectora y fue un ciclo lectivo atípico en el que todos los grados tuvieron como nunca la necesidad de la expresión oral. "Por el contrario, la escritura fue una habilidad muy difícil de abordar en la virtualidad, se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR