Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vi, 26 de Junio de 2018, expediente CNT 046262/2013/CA001

Fecha de Resolución26 de Junio de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vi

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VI SENTENCIA DEFINITIVA Nº 71203 SALA VI Expediente Nro.: CNT 46262/2013 (Juzg. Nº 43)

AUTOS: “EDAT MITRE ALFREDO C/ GRUPO PEÑAFLOR SA S/ DESPIDO”

Buenos Aires, 26 de junio de 2018.

En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia en estas actuaciones, practicando el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

EL DOCTOR C.P. DIJO:

La demandada, vencida en lo sustancial del litigio, argumenta que el pronunciamiento dictado por el Juez de grado es arbitrario. Sostiene, en tal sentido, que el actor era un mero ejecutivo de ventas, que no realizó prestaciones como viajante de comercio y que alguna operación incidental no lo tipifica como tal; afirma que no procede el pago de indemnización por clientela, que E. se atribuyó un porcentual comisional sin base jurídica y que carece de base fáctica el juramento formulado en los términos del art. 11 del estatuto de viajantes. Por último, cuestiona las costas impuestas y los honorarios regulados por altos.

Fecha de firma: 26/06/2018 Alta en sistema: 28/06/2018 Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.S.R., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: C.P., JUEZ DE CAMARA #20019069#207592915#20180626094753589 El trabajador, por su parte, cuestiona: a) el rechazo de diferencias por falta de pago de vacaciones y feriados; b) la negativa del cómputo de viáticos abonados sin comprobantes como retribución devengada y el rechazo de su pretensión tendiente al cobro de la sanción reglamentada por el art. 1º

de la ley 25.323. Por último, la perito contadora pide elevación de los emolumentos que le fueron fijados.

Corresponde, en consecuencia, el estudio de cada uno de los temas litigiosos y el primer agravio empresario, referente a las tareas desarrolladas por E., resulta improcedente:

existe un brutal confronte de versiones entre quienes afirman que el actor realizó prestaciones como viajante –por ejemplo, F. (fs. 407) y F. (fs. 423)- y quienes lo circunscriben como un ejecutivo de ventas (entre otros S., fs. 417/8 y G., fs.421/2) pero lo que sella la suerte del litigio es la prueba informativa ya que son los clientes mayoristas de la demandada los que sindican al accionante como vendedor encargado de ventas y cobranzas y aseveran, incluso, que fue reemplazado en tales tareas por otro vendedor –M.P.- por voluntad empresaria (ver instrumental de fs. 127, 139, 264 y 324) haciendo referencia el informe de Supermercados Mayoristas Jaguar SA a visitas semanales, lo que revela que la actividad sustancial del accionante era la de realizar operaciones de compraventa en nombre y representación de la recurrente (art. 1º, ley 14.546).

Bajo este panorama fáctico y jurídico, la condena al pago de indemnizaciones por despido e indemnización por clientela no puede considerarse arbitraria o incorrecta ya que la prueba Fecha de firma: 26/06/2018 Alta en sistema: 28/06/2018 Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.A.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.S.R., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: C.P., JUEZ DE CAMARA #20019069#207592915#20180626094753589 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VI producida, analizada a la luz de las reglas de la sana crítica, permite inferir que el actor desarrolló en forma personal, normal y habitual tareas como viajante de comercio (art. 386 CPCC).

El segundo de los agravios empresarios está destinado a cuestionar la condena de diferencias por comisiones impagas y no advierto que resulte válido: el actor fue viajante y la demandada no lleva los registros correspondientes (art. 10, ley 14.546) por lo que no es extraño que aquel haya recurrido a la figura del juramento reglamentada por el estatuto profesional. Lo hizo en forma precisa y pormenorizada individualizando la clientela y operaciones realizadas (ver escrito de inicio, fs. 19 vta.) y el porcentual comisional determinado -0,62%- no resulta exorbitante sin que la recurrente acredite que no se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba