La economía se mete en la campaña

 
EXTRACTO GRATUITO

El retorno del crecimiento económico resulta demasiado lento y heterogéneo como para que el Gobierno le saque provecho en estas elecciones, al menos en las PASO del mes próximo. Y a eso se suma que las sociedades no votan en base al estado de situación actual sino al de hace algunos meses, según indica, al menos, un estudio difundido por Alberdi Partners. LA NACION consultó a algunos de los precandidatos que están vinculados al mundo de la economía.

Quienes están en las listas de partidos opositores, coincidieron en pronosticar dos escenarios si el Gobierno no cambia el rumbo económico tras las elecciones: (a) se profundizará el ajuste; (b) habrá una crisis. No ofrecen demasiados fundamentos empíricos, pero la unanimidad en esa visión es contundente.

Por su parte, la confianza del referente del oficialismo, Luciano Laspina, es rotunda: si hay un voto -literal- de confianza a Macri, las perspectivas de inversión, crecimiento y consumo mejorarán después de octubre.

Quien no quiso opinar para esta nota fue el ex ministro de Economía del kirchnerismo y ex embajador ante los Estados Unidos del macrismo, Martín Lousteau, candidato a diputado por Evolución.

Más allá del discurso de cada uno, las encuestas de opinión marcan que las perspectivas económicas de la población muestran un tono más pesimista que el del Gobierno: para Management & Fit, el 27,2% de la población cree que la situación económica mejorará en los próximos meses, mientras que el 46% opina que empeorará.

El economista jefe de la consultora, Matías Carugati, dijo a LA NACION que "en la campaña, el Gobierno hablará de la reactivación y la baja de la inflación, mientras que el kirchnerismo apuntará a que la economía no crece y a a los precios altos; ganará entonces quien explique las cosas mejor que el otro". Las condiciones objetivas, afirmó, "muestran que la economía mejora muy de a poco y que donde peor está es en el conurbano, donde el kirchnerismo tiene su mayor anclaje político". Además, aclaró que, en esta polarización, "se dificulta el discurso de Massa o de Randazzo, porque es difícil encontrar un punto medio".

En esta sintonía, la analista de Ipsos Brenda Lynch subrayó que "sólo una de cada 5 personas considera que la economía está en una situación buena y, hacia adelante, los mismos que aprueban la gestión de Macri son quienes creen que la situación va a mejorar". El 4% evalúa como muy buena la situación económica; el 18% como bastante buena; el 48% como bastante mala, y el 25% como muy...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA