Economía en rojo: se fue un año con muchos perdedores

 
EXTRACTO GRATUITO

La carta de la empresa Elektra en octubre del año pasado no podía ser más clara. Palabras más, palabras menos, decía que se iba de la Argentina porque el entorno macroeconómico restaba viabilidad a su operación y no estaba dispuesta a soportar más la alta http://www.lanacion.com.ar/1652387-congelar-apenas-una-particula-de-inflacion, el control cambiario, las restricciones para importar y exportar, y el candado al flujo de capitales. Su diagnóstico de la situación fue acertado, ya que ésas fueron las razones por las que 2013 fue un año en el que casi todos los sectores económicos perdieron.Al igual que el grupo mexicano dedicado al negocio de los electrodomésticos y al financiamiento de sectores no bancarizados, también la minera Vale, el pool de siembra El Tejar y la agroquímica Mosaic hicieron las valijas, junto con otra veintena de empresas extranjeras que levantaron campamento cuando vieron que la tormenta no sólo no amainaba, sino que empeoraba. Pero no todas las firmas pueden hacer lo mismo, como tampoco los comerciantes, consumidores y usuarios de servicios públicos, muchos de los cuales despidieron el año sin luz, sin agua y sin saber si el ajuste de sus salarios empardará a la inflación.http://www.lanacion.com.ar/1544382-de-tapa-la-mayoria-de-los-sectores-economicos-mostraron-pobres-resultados-en-2012, con cifras desoladoras: según José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, desde enero hasta octubre de 2013 cayó 27% el número de escrituras firmadas en la ciudad de Buenos Aires, respecto de igual período de 2012. Si a eso se le suma la caída de 35% en 2012 respecto de 2011, se llega a un derrumbe total de 62% desde que está el http://www.lanacion.com.ar/1652673-mas-presion-sobre-el-blue-subio-12-y-cerro-a-1029Dante Sica, director de abeceb.com, destaca que también la molienda de trigo cayó 12%; la exportación de vinos, 18%; la producción de biodiésel, 18,4%, y las ventas externas de la minería, 19 por ciento. Además, fue el año en que se hicieron visibles las consecuencias nocivas de la mala política en servicios públicos.El derrumbe inmobiliario, que se vio reflejado en la caída de 64% de la superficie presentada para construir en la ciudad de Buenos Aires, desde enero hasta octubre de 2013 respecto de igual período de 2012, pegó duro en las inmobiliarias. Rozados cuenta que algunas subsisten gracias a reservas acumuladas en años buenos, pero que en varios casos hubo restricciones de personal y cierre de sucursales. "Muchas inmobiliarias...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA