Las dunas de Ostende y el hotel donde se alojó

 
EXTRACTO GRATUITO

La habitación 51 del primer piso del Viejo Hotel Ostende se conserva tal cual la conoció Antoine de Saint-Exupéry a principios del siglo XX. El escritor y aviador francés se alojó durante dos veranos consecutivos, en 1929 y 1930, en ese emblemático hospedaje del balneario fundado por descendientes de belgas, que cumplió cien años en 2013.

El paso de Saint-Exupéry por esta zona de la costa argentina dio origen a la leyenda que vincula algunos escenarios desérticos de El Principito con las dunas de Ostende.

El cuarto del célebre huésped tiene una cama de hierro de una plaza, ya descolorida por el paso del tiempo; una mesita de luz de madera, y una silla también de madera con esterilla, que son los muebles originales de la época en la que se alojó el autor. Quienes quieran conocer la habitación pueden hacerlo, sean o no huéspedes del hotel, ya que durante la temporada de verano se ofrecen visitas guiadas gratuitas.

Además de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA