Dujovne no habilitará los cambios que los industriales piden en la reforma fiscal

 
EXTRACTO GRATUITO

En la mesa de la Asociación de Fabricantes Argentinos de Coca-Cola (AFAC), unas de las más cercanas al escenario principal, hubo murmullos y un par de sonrisas escépticas. Eran casi las 20 de ayer cuando Carlos Abeledo, presidente del Departamento de Política Tributaria de la Unión Industrial Argentina (UIA), realizó la última y única pregunta al panel de reforma tributaria que había reunido a "Messi, Ronaldo y Neymar", como caracterizó el tributarista a Nicolás Dujovne, Alberto Abad y Luciano Laspina. "¿Puede haber cambios en el decreto 814 [cómputo como crédito fiscal de las contribuciones patronales que tienen algunas provincias del norte] y en los impuestos internos?", consultó directamente a Dujovne.

"Nos vamos a concentrar en el mínimo no imponible [para las contribuciones de sueldos bajos] y eso implica que el decreto 814 no funcione más. Entendemos que para ciertos casos puntuales, para algunas empresas, esto signifique un aumento de costos", afirmó Dujovne. "Pero son más las empresas que salen beneficiadas", agregó.

"¿Cuál era la otra pregunta?", consultó Dujovne a Abeledo, pese a que todo el auditorio estaba, desde el comienzo de la 23» Conferencia Industrial de la UIA, que se realizó ayer en Parque Norte, expectante de si pudiera haber o no cambios sobre los gravámenes que impactan, sobre todo, en los números de Coca-Cola y de sus proveedores.

Abeledo, que alabó la reforma, repitió la pregunta. "Trabajamos con dos lógicas. Una, con la aplicación [de impuestos internos] sobre los artículos que consideramos suntuarios y otra, sobre aquellos productos que generan externalidades negativas sobre el sistema de salud", estimó, sin explicitar que dos de esos productos [el vino y la cerveza] quedaron exentos de los aumentos gracias a los lobbies que ejercieron varios gobernadores sobre el Ejecutivo. "No es una actitud paternalista del Gobierno. El consumo de determinados productos impacta sobre el sistema de salud, por eso consideramos que está bien gravar esos productos", confirmó.

"¿Qué le pareció la respuesta del ministro?", preguntó LA NACION a David Lee, presidente de AFAC. "No fue positiva", respondió el ejecutivo. A su lado, lo escuchaba el ex Pepsico y vocero del sector Esteban Agost Carreño, director ejecutivo de la cámara. Lee explicó que, sin embargo, seguirán negociando con el Gobierno y que particularmente llevarán varias propuestas para hacer más gradual la suba del impuesto. Incluso, estimaron que piensan pedir que el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA