Ducler ofreció información sobre la corrupción de los Kirchner antes de morir

 
EXTRACTO GRATUITO

La muerte del financista Aldo Ducler quedó envuelta en una nube de interrogantes y en alguna certeza. Al menos durante esta semana, el hombre que falleció en el microcentro porteño, aparentemente por una descompensación después de un robo, golpeaba puertas de organismos del Estado para ofrecer presunta información sobre lavado de dinero durante el kirchnerismo.

La alarma la encendió el hijo del banquero, Juan Manuel, quien por la mañana dijo que esta semana habían entregado una carta en la Unidad de Información Financiera (UIF) en la que ofrecían información sobre corrupción y lavado de dinero durante el kirchnerismo. Un par de horas después, el organismo confirmó los dichos de Ducler. El hijo del financista denunció anoche que había sido amenazado por lo que contó y el Ministerio de Seguridad dispuso una custodia especial.

El martes, a las 11.15, en la mesa de entradas de la UIF dejaron un sobre con una carta anónima. Apenas estaba firmada con dos iniciales: A.D. Un sobre, un papel, una firma manuscrita, dos iniciales y ni siquiera la aclaración ni el documento nacional de identidad. Aquel redactor anónimo pidió ser considerado "agente colaborador" a cambio, claro está, de entregar información.

Más allá de haberlo negado siempre que se lo consultó, a Ducler se lo vinculó con el destino de alrededor de US$ 600 millones de Santa Cruz que, en épocas en las que Néstor Kirchner era gobernador de la provincia, se enviaron al exterior después de cobrar un juicio por las regalías de YPF.

Según pudo establecer LA NACION, ningún funcionario del organismo tuvo contacto con quienes lo entregaron, Aldo y Juan Manuel Ducler. Sólo fueron identificados después por las cámaras de seguridad. La carta, en la que no había ninguna referencia a alguna amenaza, no tuvo trascendencia hasta que se supo la muerte.

Según la Policía Federal, el financista fue víctima de un intento de robo en la avenida Corrientes al 400, motivo por el cual se descompensó. Un agente policial lo encontró desvanecido, llamó al SAME y lo trasladaron al hospital Argerich. Si bien llegó con vida, finalmente falleció de un infarto, aunque en su cuerpo no se detectaron señales de golpes ni violencia, por lo que la hipótesis del asalto no está confirmada. Según fuentes que accedieron a la investigación, tampoco le habrían sustraído nada de lo que llevaba encima.

Según lo que declaró al canal de noticias TN el hijo del financista, Juan Manuel, esta semana habrían llevado una carta a la Unidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA