Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 11 de Marzo de 2022, expediente CNT 080068/2016/CA001

Fecha de Resolución11 de Marzo de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA NRO. 80068/2016/CA1

AUTOS: “DUBINSKY, L.S. C/ ATENTO ARGENTINA S.A. Y OTRO S/

DESPIDO”.

JUZGADO NRO. 39 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la fecha de registro que figura en el Sistema Lex 100, la S. Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, procede a dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.G.A.V. dijo:

  1. La Sra. Jueza a quo, mediante el pronunciamiento definitivo dictado digitalmente en fecha 23.02.2021, rechazó en lo sustancial la demanda orientada a la satisfacción de indemnizaciones por despido y otros créditos de naturaleza laboral. Para así decidir,

    concluyó que la actora no logró probar ninguna de las causales invocadas como injurias para colocarse en situación de despido indirecto, lo que -a su vez- la condujo a entender que la resolución del vínculo careció de justa causa como respaldo. A su vez, tampoco aceptó que la actora cumpliera una carga de trabajo que habilitase la percepción los salarios por jornada completa, ni el cobro de remuneración por horas extraordinarias. Por el resultado que imprimió al litigio, resolvió imponer las costas del proceso íntegramente a cargo de la trabajadora.

    Tal decisión suscita las quejas de la codemandada ZURICH ARGENTINA

    COMPAÑÍA DE SEGUROS S.A. (en adelante, “ZURICH”) y de la actora, con arreglo a las exposiciones vertidas en las expresiones de agravios incorporadas vía informática el 3.03.2021, que merecieron réplica por parte de sus respectivas adversarias mediante piezas ingresadas el 9.03.2021 (v. escritos de la demandante, ZURICH y su litisconsorte ATENTO ARGENTINA S.A., desde aquí “ATENTO”). A su turno, la perita contadora designada cuestiona los honorarios que le fueron fijados por considerarlos reducidos (v.

    presentación del 23.03.2021).

    Fecha de firma: 11/03/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

  2. Recuerdo que en la demanda la Sra. DUBINSKY sostuvo que hacia el 15.03.2012 comenzó a desempeñarse bajo la dependencia de ATENTO, a favor de la cual desarrolló funciones inherentes a la categoría convencional “Vendedor[a] B” (cfr. CCT

    nº130/75), consistentes en comercializar telefónicamente los servicios de aseguranza provistos por la codemandada ZURICH, como ser “seguros de accidentes personales”, a cuyo fin le era provista una base informática de datos con los sujetos a quienes debía contactar para ofrecer tales productos. Expone que cumplía las ocupaciones descriptas durante una jornada de trabajo que se extendía de lunes a viernes desde las 15hs. hasta las 21hs. y sábados de 9hs. a 15hs., con más seis -6- horas semanales adicionales que se distribuían en dos -2- días diferentes, lo que totalizaba una carga profesional equivalente a cuarenta y dos -42- horas de labor, cuantía que alcanzaba e incluso superaba holgadamente los estándares horarios concebidos paritariamente para la actividad de atención telefónica (call center) a través de la Resolución nº782 emitida por la Secretaría de Trabajo (cartera inserta bajo la órbita del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social); esto es, seis -6- horas diarias y treinta y seis -36- semanales). Pese a ello,

    conforme aduce, la empleadora le abonaba una retribución proporcional a la jornada allí

    pactada, cuando en realidad debía satisfacer no sólo tal pauta salarial en forma plena, sino también los trabajos extraordinarios llevados a cabo, con el recargo establecido en el ordenamiento heterónomo (ley de contrato de trabajo) y la resolución ministerial precitada.

    N. también que, aunado a ese incumplimiento, desde el inicio de la relación y hasta enero de 2015 la dadora de trabajo catalogó erróneamente su rango profesional bajo la categoría “Administrativo A”, cuando su prestación siempre se correspondió con el estatus de “Vendedor[a] B”, disonancia que operó en detrimento de la remuneración percibida, cuya cuantía tampoco se rectificó ni siquiera al reconocerle formalmente su real posición convencional. Asimismo, postuló que su salario también estuvo teñido de irregularidades de tenor formal, pues una porción de aquél era parcialmente cancelada por intermedio de instrumentos identificados como “tickets promo”, entregados en una cantidad equivalente a la suma mensual de $1.500.- y en concepto de comisiones por ventas consumadas.

    Relató que, a pesar de las anomalías descriptas, la relación transitó por los carriles de una relativa normalidad hasta que, hacia el 18.11.2015, cuando aquélla se hallaba Fecha de firma: 11/03/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA I

    ejerciendo su derecho de licencia por embarazo desde el 11.09.2015 y a menos de dos -2-

    meses de haber alumbrado a su hija, la patronal sorpresivamente la emplaza a fin de que retome funciones en un plazo de 48hs., bajo apercibimiento de incurrir en “graves incumplimientos” a la obligación de brindar su débito laboral. Frente a ese inusitado requerimiento, mediante epístola fechada el 24.11.2015 su parte declinó la reincorporación exigida e interpeló fehacientemente a sendas codemandadas a fin de que regularizaran los déficits registrales que imbuían al vínculo y pagaran las diversas acreencias salariales pendientes de cancelación, transmitiéndoles que procedería a disolver la relación en caso de no obtener una respuesta favorable a sus legítimas reivindicaciones. Sin embargo, y aunque ATENTO rectificó su intimación inicial, ambas destinatarias rechazaron tajantemente su requisitoria, tesitura que -según adujo- dejó a la actora sin alternativa más que operativizar el apercibimiento consignado y, en consecuencia, denunciar el contrato de trabajo.

    En oportunidad de repeler la pretensión entablada (v. fs. 119/134), ATENTO

    desplegó una categórica negativa con respecto a los extremos fácticos invocados por su adversaria en la pieza inicial, con especial énfasis en las inconductas que la actora le imputara, sin perjuicio de reconocer expresamente que “se desempeñó a [sus] órdenes…

    desde el 15/marzo/2012 hasta el 04/dic/2015… revistando a su egreso con la categoría de ‘vendedor B’ y cumpliendo una jornada diaria de 6 horas y semanal de 36 horas”. Al brindar su versión sobre cada uno de los tópicos que motivan el pleito expuso que, contrariamente a lo referido al inicio: a) sin perjuicio de “no constarle” que la actora haya desempeñado efectivamente tareas de comercialización de productos ofrecidos por ZURICH durante la totalidad de la relación, las remuneraciones abonadas por ATENTO a su elenco de trabajadores/as coincidían con el estándar retributivo contemplado por la norma convencional aplicable para la categoría “Vendedor ‘B’”, identidad que traduce la inexistencia de agravio patrimonial alguno; b) el contrato celebrado con la demandante lució inserto en las prescripciones del artículo 198 de la LCT, en cuyo enmarque halló

    concepción la Resolución nº782 precitada, a través de la cual se estableció una jornada de trabajo diferenciada para los operadores de call center, de modo que no resultaba errado calcular sus haberes “en forma proporcional al salario convencional… previsto para una jornada completa ‘general’”. Sin desmedro de ello, acaso a modo de resguardo alternativo o Fecha de firma: 11/03/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    subsidiario, dicha parte también articuló como defensa la excepción de prescripción, con estricta referencia a todo crédito devengado con anterioridad a un lapso de dos años a computar desde la interposición de la demanda bajo réplica.

    Por su parte, ZURICH centró su postura -en resumen- en controvertir que la actividad desarrollada por los teleoperadores integrase la definición del producto comercializado por dicha firma, haciendo hincapié en que los servicios provistos por su aquí litisconsorte resultan adicionales, accesorios o complementarios de la actividad principal que aquélla desarrolla, de modo que -según entiende- las previsiones del artículo 30 de la LCT no lucirían aplicables al caso de autos (v. fs. 89/103vta.).

    Ahora bien, conforme adelanté, la magistrada de origen determinó que la trabajadora no salió airosa de la carga de acreditar los incumplimientos atribuidos a su empleadora ATENTO como injurias fundantes de la denuncia del contrato y, con anclaje en ello, desestimó íntegramente los resarcimientos derivados de tal ruptura, suerte adversa que también se extendió a las diferencias salariales peticionadas con análogo basamento.

  3. Mediante un fundado recurso, la actora cuestiona la totalidad de las decisiones antedichas, y entiendo que le asiste razón en la mayoría de sus planteos, especialmente aquéllos concernientes a la existencia de razones suficientes para denunciar el contrato mantenido con ATENTO.

    a.- A modo de punto de partida del análisis del debate antedicho cabe referir primeramente que, si bien las reglas adjetivas imperantes (art. 377 del C.igo Procesal Civil y Comercial de la Nación) conducían a atribuir la carga de la prueba (onus probandi) a la trabajadora, interesada -huelga decir- en acreditar los incumplimientos denunciados para así lograr el éxito de su pretensión, la deficiente actividad argumental desplegada por la empleadora impide restringir el escrutinio de la causa tan sólo a corroborar la satisfacción de esa carga ritual. Hago esta afirmación, dado que -como anticipé- ATENTO circunscribió

    su postura defensiva a esbozar una cerrada negativa sobre los hechos invocados por su adversaria, a formular manifestaciones de tenor...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR