Drones: un proyecto oficial para regular su uso promete generar polémica

 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque muchos creían que los pequeños vehículos aéreos controlados a distancia podrían escapar a una regulación convencional, los drones, que ganaron su espacio tanto en el aire como en el mercado de consumo, están a un paso de ser controlados por la ley argentina. Es más: la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) ofrece la posibilidad de participar en la elaboración de la nueva norma.

Ahora, cada persona o empresa que quiera volar los vehículos aéreos no tripulados (UAV, según sus siglas en inglés) debe cumplir con una serie de requisitos publicados ayer por la ANAC mediante la resolución 41/2015.

La reglamentación alcanza a las naves que pesan más de diez kilos y están pensadas para uso profesional, una medida que deja afuera decenas de drones disponibles para uso doméstico que ofrecen en las cadenas comerciales de distribución.

Ser mayor de edad, apto desde el punto de vista psicofísico y tener conocimientos básicos es el primer paso para el piloto. El segundo es completar un formulario de la ANAC para explicar el contenido y los fundamentos de la propuesta.

En caso de éxito, habrá que seguir con los requisitos de operaciones aéreas: respetar una distancia de por lo menos 200 metros laterales en áreas residenciales, caminos o reuniones (públicas o privadas), y de un kilómetro en pueblos o ciudades. Además, se deberán evitar los aeródromos.

El último requisito se explica por el incidente de hace unos meses en el aeroparque Jorge Newbery, cuando un drone sobrevoló las inmediaciones de la Costanera Norte para tomar imágenes. Como la empresa no contaba con una autorización, la terminal metropolitana suspendió sus operaciones durante 45 minutos para garantizar la seguridad de los pasajeros.

Otro punto importante son las condiciones climáticas: los UAV deberán usarse con buen tiempo y máxima visibilidad para el piloto. Además, el proyecto contempla prohibir el traslado de personas y cargas, algo que pondría un límite a las ambiciones de las empresas de logística. Después del primer vuelo para entregar pizza en la ciudad rusa de Syktyvkar, las empresas Amazon y DHL expresaron sus planes de incorporar drones para distribuir sus productos.

Los pioneros del uso de vehículos controlados a distancia recibieron la noticia con entusiasmo y escepticismo. Joan Cwaik, emprendedor tecnológico de Think Tank Darwin Research, que fue de los primeros en experimentar, en 2014, con cuadricópteros tripulados y su integración a otras tecnologías, dijo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA