Dos miradas, una obra

 
EXTRACTO GRATUITO

Cachafaz , definida por su autor como una "tragedia bárbara en dos actos y en verso" fue la última obra que escribió el irreverente Raúl Damonte Botana Taborda, más conocido como Copi y una de las revelaciones del alcance de su imaginario. Hoy la pieza es considerada, por creadores de circuitos muy diversos, una verdadera perla dramatúrgica, y la cartelera porteña ostenta, entre sus propuestas, dos versiones teatrales de este texto.Una de las lecturas la ofrece el musical dirigido por la joven Tatiana Santana, un acercamiento que profundiza el carácter rioplatense de la pieza y que, luego de hacer temporada en el Teatro del Sur, reestrenó la semana pasada en el Teatro del Pueblo. En el segundo caso, se trata de la ópera compuesta por el argentino Oscar Strasnoy, que fue estrenada en 2010, en París (ciudad en la que vivió el escritor durante 24 años y en la que reside también hace varios años el compositor), y que podrá verse a partir del miércoles en la Sala Casacuberta del Teatro General San Martín.Cachafaz, editada recién en 1993, seis años después de la muerte del escritor, cuenta la historia de la pareja del malevo Cachafaz y la Raulito, una travesti, quienes llegan a un marginal conventillo y desafían todas las convenciones y las reglas que rigen el desolado lugar.Un musical con sello rioplatensePara Tatiana Santana, el primer acercamiento a la pieza de Copi llegó muy temprano en su vida, cuando ?con apenas 16 años? fue espectadora de la puesta de Miguel Pittier."Fue una obra que me marcó y que me hizo reír mucho y, cuando tuve ganas de arrancar un nuevo proyecto, busqué en la biblioteca, vi Cachafaz y decidí hacerla ?cuenta?. La obra trata de figuras políticas: de cómo se construye un líder político,y de cómo se construye el vínculo entre el líder y el pueblo. Habla de las contradicciones, de la muerte, del amor, pero todo desde un lugar muy irónico. Constantemente, te pone en jaque con la pregunta sobre dónde está la moral."Según cuenta Santana, la elección del género musical (que le valió cuatro premios Hugo, entre ellos, al mejor musical off), no fue producto de algo premeditado, sino de un proceso intuitivo: "Yo vengo de «el teatro», nunca hice un musical ni estaba en mi imaginario hacerlo. Por eso, cuando concebí Cachafaz, nunca pensé en que iba a ser un musical. Decidí convocar a un músico [Rony Keselman] y a una coreógrafa [Mecha Fernández], pero no estaba decidido que iba a hacer un musical y de repente, cuando el músico me dice: «Decime...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA