Dos aliados claves con licencia para mantener la autonomía

No hay mayor contratiempo para un líder político que el "fuego amigo" que disparan dirigentes de su propio palo. En estas circunstancias, el manual aconseja , y , junto a , actuaron en consecuencia: así no solo se garantizó una banca en el Senado, sino también la posibilidad de acceder a las llaves de la ciudad en 2023.Pruebas a la vista, el exministro de Economía de Cristina Kirchner hizo de la ambivalencia y de la ambigüedad su juego político más redituable. No pudo tener mejor maestro, el omnipresente Enrique "Coti" Nosiglia, monje negro de la UCR porteña. El contrato que selló en la Capital le exige, empero, una contraprestación: la de aportar su esfuerzo (y sus votos) no a la reelección de Rodríguez Larreta como jefe de gobierno -que se descuenta-, sino a su triunfo en primera vuelta, pasaje directo a la candidatura presidencial en 2023. Pero Lousteau, fiel a su ethos personalista, se reservó una cláusula no escrita: podrá guardar violín en bolsa y acallar durante la campaña su "fuego amigo", pero no resignará su autonomía."Martín no va a perder su libertad de decir lo que piensa ni de criticar aquello que le parezca equivocado. A nadie debería sorprender si el día de mañana, si Macri resulta reelegido, se resiste a votar una ley con la que disiente; primero, el Gobierno deberá explicar y disuadir, no imponer", asevera, en tono de temprana advertencia, uno de los dirigentes que mejor lo conocen.¿Es el prenuncio de la creación en el Congreso de un grupo disidente dentro del propio oficialismo, si Macri accede a un segundo mandato? Hay señales, algunas sutiles, otras no tanto, que lo anticipan. Alfredo Cornejo, el díscolo gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, aterrizará en la Cámara de Diputados en diciembre y ya advirtió que le dará pelea a Cristian Ritondo, el delfín de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, por la presidencia del cuerpo.Lousteau, que estará representado en la Cámara baja por Emiliano Yacobitti y un puñado de radicales leales, apoyará al mendocino. Es hora de que el radicalismo deje de ser furgón de cola y asuma el papel que debe tener, es la arenga de los rebeldes.Rodríguez Larreta puede dar fe de los constantes zigzagueos de su otrora adversario. Por eso le desconfía. Hace diez días el bloque de Evolución en la Legislatura, en un gesto de buena voluntad con el macrismo, apoyó dos leyes claves, el traspaso del servicio público de distribución y comercialización de energía eléctrica y la venta de doce...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba