Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 27 de Octubre de 2021, expediente CNT 060174/2013/CA001

Fecha de Resolución27 de Octubre de 2021
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

EXPEDIENTE NRO.: 60174/2013

AUTOS: DOMINICO ALEJANDRA c/ T.G.A. S.A.

s/DESPIDO

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar en forma remota y virtual mediante los canales electrónicos disponibles, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la S.I., practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. A.É.G.V. dijo:

Contra la sentencia dictada el 25/8/2021, se alzan la parte actora y la parte demandada en los términos que vierten en sus respectivos escritos incorporados al sistema Lex 100 con fecha 3/9/2021 y que merecieron réplica únicamente de la demandada conforme presentación subida digitalmente con fecha 10/9/2021. Asimismo, el perito contador apeló

los honorarios que le fueron regulados por juzgarlos bajos a través de su escrito subido al Lex 100 el 3/9/2021.

Al fundamentar el recurso, la parte actora se agravia porque, el Sr. Juez de la anterior instancia, no hizo lugar al resarcimiento por daño moral reclamado en el inicio; porque rechazó las diferencias salariales para la categoría de vendedor; y, porque consideró no acreditada la fecha de ingreso invocada en el inicio.

La parte demandada se queja porque se la condenó al pago de la multa del art. 80 LCT y, a todo evento, por la fecha de inicio de cómputo de los intereses para el caso de que se desestimase el agravio referido.

Delimitados de este modo los temas traídos a conocimiento de este Tribunal, por razones de orden metodológico, analizaré,

en primer lugar, los agravios esgrimidos por la parte actora.

Se agravia la demandante porque el Sr. Magistrado de Fecha de firma: 27/10/2021

grado consideró no acreditada la situación de hostigamiento y acoso laboral Alta en sistema: 28/10/2021

Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

descripto en el inicio y, en base a ello, desestimó el resarcimiento reclamado en concepto de daño moral.

Llega firme a esta Alzada (cfr. art. 116 LO), la conclusión del Sr. Juez a quo según la cual la actora se consideró despedida mediante t.c.l que fue recepcionado por la accionada con fecha 2/1/2013 en el que invocó como causal la negativa de la demandada a cumplir con la intimación que previamente había realizado, en los siguientes términos: “…

ante las modificaciones en las condiciones de trabajo acontecidas a partir de enero 2012 que han configurado un abusivo ejercicio del ius variandi y que han provocado asimismo una gravísima merma en los ingresos variables de mi salario (comisiones por ventas) derivadas del cambio de salón de ventas del ubicado en Entre Ríos 1331 al de Independencia 981 ambos de C.A.B.A,

tal inadecuada actitud es posterior a un período en el cual se me retiró del salón de ventas para realizar ventas por internet y por teléfono sin habilitarse líneas telefónicas al efecto. Intimo plazo 48 horas se me restituya a mi lugar originario de trabajo. Asimismo, denuncio campaña de acoso laboral llevada a cabo por la empresa consistente en mecanismos inapropiados y denigrantes de control tales como falsos compradores provistos de cámaras ocultas con carácter habitual, correos electrónicos de tono amenazante y otras actitudes impropias de un buen empleador…

destaco además que tales situaciones han repercutido gravemente en mi salud en una patología de hipotiroidismo. Intimo plazo de ley 24.013 se proceda a rectificar la fecha de ingreso en mi recibo de sueldo, siendo la correcta 1/12/2007 y no /5/2012 como se consigna en tales recibos…” (ver telegrama de fs. 103 e informe de Correo Argentino de fs. 104).

De acuerdo a lo expuesto, resulta que la demandante se consideró despedida porque, según expresó, la empleadora había incurrido en un ejercicio abusivo del ius variandi consistente en el cambio de sucursal de trabajo, todo lo cual le provocó una caída en las comisiones por ventas que venía percibiendo; porque no se registró la verdadera fecha de ingreso; y,

porque había padecido situaciones de acoso laboral que habían repercutido gravemente en su salud.

Ahora bien, en primer lugar corresponde señalar que los argumentos expresados por el Sr. Juez de grado no merecieron una crítica Fecha de firma: 27/10/2021

Alta en sistema: 28/10/2021

Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

concreta, razonada y específica por parte del apelante. En efecto, según la sentencia de grado: “el empleador no ha incurrido en un ejercicio abusivo del ius variandi. Ello así por cuanto, la modificación del lugar de trabajo no importa, necesariamente, un ejercicio irrazonable del ius variandi,

circunstancia que se advierte de algún modo aceptada por la aquí accionante y acreditada asimismo por los testimonios reseñados, teniendo en cuenta los sucesivos cambios de lugares de trabajo que se le asignaron durante la vigencia de la relación laboral; más aún cuando la accionante no probó la …gravísima merma en los ingresos variables de mi salario… a la que hace referencia en la comunicación de despido” y que “la modificación de la condición del contrato de trabajo decidida por la demandada, atendiendo a los términos constitutivos del proceso, no puede ser tildada de irrazonable,

razón por la que no puede entenderse demostrado que haya hecho un ejercicio abusivo ni arbitrario de las facultades de dirección que le otorga el art. 65 de la LCT”.

Tales consideraciones no han sido objeto de ataque concreto ante esta instancia, por lo que cabe concluir que en su sustancia fáctica arriban firmes a esta Alzada y, por ende resultan irrevisables (cfr. art.

116 LO).

Si bien el apelante destaca en el memorial recursivo (y también lo hace en el escrito de inicio) que, mientras trabajó en favor de la accionada, se le habían abonado sumas inferiores a las que le correspondía a la categoría de vendedor, lo cierto y concreto es que, tal como fue señalado por el Sr. Juez a quo, tal circunstancia no formó parte de los términos de la c.d. resolutiva, por lo que desde la perspectiva de análisis que impone el art.

243 LCT en relación a la invariabilidad de la causal de despido, son los hechos allí invocados a los que corresponde atenerse para una adecuada valoración de la legitimidad de dicha decisión.

En cuanto a la supuesta situación de acoso laboral descripto en la demanda, que fue invocado en la c.d. resolutiva y que motivó

el reclamo en concepto de resarcimiento por daño moral, que fue desestimado por el judicante ante la ausencia de toda evidencia que demuestre los hechos denunciados, cabe señalar que, en este...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR