Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 6 de Abril de 2018, expediente CNT 003444/2014/CA001

Fecha de Resolución 6 de Abril de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA Nº: 112095 SALA II EXPEDIENTE Nº: 3444/2014 (JUZG. Nº 40)

AUTOS: "DOLZ, J.M. c/ DIAGNOSTICO MEDICO S.A. s/

DESPIDO”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, el 6 de Abril del 2018, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

El Dr. M.Á.M. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia que rechazó el reclamo incoado, con imposición de costas en el orden causado (fs. 349/351), se alza la parte actora a tenor del memorial obrante a fs. 352/354, replicado por la contraria a fs. 357/360. A su turno, la representación letrada del actor apeló los honorarios regulados en su favor, por considerarlos bajos (fs. 355).

    1. fundamentar el recurso, la parte actora se agravia porque la Sra.

    Juez de grado rechazó su reclamo por supuestas diferencias salariales adeudadas y horas extra impagas. Cuestiona que no haya prosperado la pretensión fundada en los arts. 38 y 43 del CCT Nº 108/75. Se queja también porque no se viabilizaron el incremento contemplado en el art. 2 de la ley 25.323 y la sanción prevista en el art. 80 de la LCT.

    Los términos del recurso interpuesto hacen necesario memorar que, en el inicio, el actor señaló que ingresó a trabajar bajo la dependencia de Diagnóstico Médico S.A. el 21/01/2009. Adujo que realizó tareas de telefonista, y que se le abonaba una remuneración inferior a la devengada conforme el CCT Nº 108/75 y la jornada cumplida. Relató que no se la pagaron las horas extra laboradas, y que nunca se le proveyó

    de la ropa de trabajo y del descanso -normados en los arts. 38 y 43 del citado cuerpo convencional-.

    Mediante despacho del 07/01/2013, D. intimó a Diagnóstico Médico S.A. para que, entre otras cosas, le abonara las diferencias salariales adeudadas, las horas extra impagas y el beneficio pecuniario previsto en el art. 38 del CCT Nº 108/75 (ver CD Nº 317182265 contenida en el sobre anexo Nº 5842, corroborado por el Correo a fs.

    202/219). Tras no haber tenido favorable respuesta a sus reclamos, a través de misiva del 16/01/2013 se consideró gravemente injuriado y despedido (ver CD Nº 338495281 contenida en el anexo Nº 5842, ratificada por el Correo a fs. 202/219).

    Fecha de firma: 06/04/2018 Alta en sistema: 23/04/2018 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20731218#202948729#20180409092959266 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II A fs. 96/101 contestó demanda D.M.S.A., quien solicitó el rechazo íntegro de la acción deducida en su contra.

    Cabe destacar que no existe controversia en cuanto la relación laboral habida entre las partes se inició el 21/01/2009 y fue regida por el CCT Nº 108/75.

  2. Razones de orden metodológico me llevan a dar liminar tratamiento a la queja que vierte el accionante en tanto la magistrada de la sede anterior rechazó el reclamo por diferencias salariales adeudadas. Sostiene que, a partir de una correcta valoración de la prueba documental, informativa y contable, se evidenciaría que percibió

    un salario básico menor al devengado conforme el CCT Nº 108/75 y la jornada laboral cumplida.

    En orden a ello, la magistrada de grado señaló que “… los extremos relatados por los testigos de la accionada se encuentran corroborados por el peritaje contable, del que surge que la demandada lleva sus libros y registros en legal forma; que los recibos de sueldo emitidos al actor se encuentran registrados en el Libro art. 52 LCT; que el actor ingresó bajo la categoría 3 (administrativo de tercera) de acuerdo al art. 6 pto. 3, del CCT 108/75, cumpliendo funciones de recepcionista; que al cumplir los 2 años de servicio, pasó a la categoría 2, de acuerdo a lo estipulado en el mencionado art. del CCT; detalla los horarios cumplidos por el actor, las remuneraciones percibidas por éste, y afirma que la demandada exhibió las planillas horarias ley 11544 art. 6, del personal masculino, donde figura el actor, y en los cuales se detalla la jornada cumplida, el horario de entrada y salida, la pausa, los días de descanso, y la firma del trabajador.

    Agregó el experto contable que de acuerdo con la documentación verificada: recibos de sueldo del actor por el período considerado, y escalas salariales de Convenio conforme categoría por igual período, se verifica que la remuneración abonada se corresponde con las escalas salariales, atento que cumple con el monto regulado por categoría convencional”; y concluyó que “… el accionante no logró acreditar que le correspondan las diferencias salariales pretendidas, razón por la cual se impone el rechazo de su reclamo salarial.” (ver fs. 350vta.).

    Estos fundamentos del fallo no fueron objeto de la crítica concreta y razonada que exige el art. 116 de la LO, por lo que llegan firmes a esta Alzada y resultan irrevisables en esta instancia.

    Al respecto, no resulta ocioso señalar que la jurisprudencia con la que coincido ha determinado que no reúne las exigencias del art. 116 el escrito de expresión de agravios que trasunta exclusivamente una mera disidencia con la forma en que el sentenciante ha analizado las constancias probatorias de la causa (CNAT, S.V., del 11/07/96 "Alvarado c/Metrovías, DT 1997- A 317) o una simple disconformidad con lo resuelto (CNAT, S.I., del 20/02/97 "Nodar c/Agrocom S.A." DT 1997- B-1376, entre otros).

    Fecha de firma: 06/04/2018 Alta en sistema: 23/04/2018 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20731218#202948729#20180409092959266 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II Enseñaba C.J.C. que la expresión de agravios establece el alcance concreto del recurso y fija la materia reexaminable por el ad quem en las cuestiones de hecho y de derecho sometidas a la decisión del juez de primera instancia que sean cuestionadas (conf. arg. arts. 271 y 277 CPCCN). Su blanco es la sentencia respecto de la cual debe formularse una crítica frontal, concreta y argumentada tratando de demostrar los errores que se atribuyen al a quo en el ámbito en que se hayan cometido. En tal sentido, dicho tratadista enfatiza que, de la misma manera que la sentencia, la expresión de agravios que ha de controvertirla debe observar a su turno los principios de plenitud y congruencia (conf. C.J.C., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación –anotado y comentado- Abeledo-Perrot, Bs. As. 1975, T.I., págs. 445 y stes.).

    Lejos de ello, el apelante efectúa consideraciones dogmáticas utilizando argumentos meramente subjetivos que no arremeten contra las reflexiones efectuadas por la sentenciante que la llevaron a rechazar la pretensión ahora debatida.

    A pesar de que esta insuficiencia formal bastaría para desestimar –

    sin más- este aspecto del recurso, a fines de salvaguardar el derecho a la doble instancia y otorgar la máxima operatividad a la garantía constitucional de defensa en juicio que asiste al recurrente (art. 18 CN), me expediré –seguidamente- sobre el contenido que, al respecto, vierte en su presentación.

    Los términos del agravio imponen recordar que, mediante CD Nº

    317182265 del 07/01/2013 (contenida en el sobre anexo Nº 5842, corroborada por el Correo a fs. 202/219), D. intimó a Diagnóstico Médico S.A. con el siguiente texto:

    Atento a que las tareas por mi desempeñadas durante los meses de abril de 2011 a diciembre de 2012, consistentes en recepción telefónica de llamadas y otorgar turnos a los pacientes, corresponden a la categoría de telefonistas, intimo a Ud. a que en el perentorio plazo de 48 hs. proceda a registrar de forma correcta la relación laboral que nos une, conforme a la real categoría y a la remuneración establecida por el CCT 108/75 para dicha categoría. Asimismo intimo a que en igual plazo me abone las diferencias salariales correspondientes a los últimos 24 meses de acuerdo a la real categoría ostentada…

    .

    De los términos del escrito inicial, se desprende que “El actor ingresó a laborar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba