El dolor de la familia de un chico fallecido

 
EXTRACTO GRATUITO

El domingo pasado a la mañana, la familia Gómez lloró muy fuerte la muerte de Jano, de apenas tres años. En el cementerio de Flores, lo despidieron con un enorme dolor. Aún no hubo tiempo en esa familia para comprender cómo esa mezcla de diagnósticos de anginas, gripe y neumonía, combinados con la aparición de manchas rojizas en la piel y un paro cardíaco, fue tan fulminante.Jano Ezequiel Gómez es uno de los dos chicos que murieron en el Hospital de Niños Pedro de Elizalde por la forma grave de la infección por Streptococcus pyogenes que puso en alerta al sistema sanitario.Su familia vive en condiciones muy vulnerables en la villa 21-24 de Barracas. La casa es de material, muy húmeda, con un techo precario, donde se filtra agua si llueve. A ese ambiente volvió Jano la semana pasada, luego de una consulta en la guardia del Hospital Garrahan por fiebre muy alta y dolor fuerte en uno de los pulmones. A los pocos días, aparecieron manchas en la piel y el cuerpo estaba hinchado."Mi hermana lo llevó a la salita [por el Cesac N° 8] y de ahí de urgencia al [hospital] Penna -contó María Gómez, tía de Jano-. Le dijeron que tenía neumonía y lo dejaron en observación. Como no mejoraba, decidieron trasladarlo al Hospital Elizalde. En el camino empezó con problemas para respirar y tuvo un paro cardíaco. Le...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA