El dólar en la era Macri: del fin del cepo a un mayo de alta volatilidad

 
EXTRACTO GRATUITO

Decisiones internas y shocks externos fueron factores determinantes en la evolución de la desde la llegada de a la Casa Rosada. Saltos pronunciados y momentos de meseta, con fluctuaciones en las tasas de interés y movimiento en las reservas del caracterizaron la dinámica de un mercado cambiario convulsionado, que llevó el valor del dólar de $9,85 el 10 de diciembre de 2015 a superar los $23, el máximo que se alcanzó esta semana.

El primer gran salto se produjo a pocos días de la asunción del Gobierno. Fue el 16 de diciembre, cuando , entonces ministro de Economía, oficializó el fin de las restricciones y controles de cambios impuestos en los últimos años del kirchnerismo. Poco después del anuncio, y pese a los temores que auguraban una disparada, el dólar minorista saltó de $9,80 a $13,93.

Desde entonces, la divisa se mantuvo en alza y llegó a instalarse en $16, un pico que encendió luces amarillas e impulsó la primera gran intervención del Banco Central. El organismo conducido por subió las tasas de interés de sus títulos en pesos hasta el 38%, para desestimular el ahorro en dólares y tentar con opciones en moneda local. La curva se invirtió y el dólar bajó hasta los $14, en una dinámica que comenzó a erosionar la competitividad de la economía.

En ese contexto, con un tipo de cambio que tendía a la apreciación del peso por la combinación de ingreso de capitales financieros y altas tasas de interés, un factor que condicionó la evolución del dólar fueron los shocks externos. Acontecimientos en algún punto inesperados, como el triunfo del Sí en el referéndum por el Brexit -junio de 2016-, la victoria de en las elecciones presidenciales de los -noviembre de 2016-, o la crisis política en Brasil a partir de las denuncias de corrupción que involucraron al presidente -mayo de 2017- inundaron de incertidumbre al mercado financiero global y provocaron saltos en el tipo de cambio. Estos "cisnes negros" interrumpían semanas de amesetamiento cambiario y ayudaban a recuperar algo de competitividad.

El mercado cambiario tampoco estuvo exento de la coyuntura política local. En 2017, influyeron las elecciones legislativas. La confirmación de la candidatura a senadora de la expresidenta , en junio, aceleró el tipo de cambio. En el último día hábil antes de las PASO, la divisa estadounidense llegó a los $17,99, en jornadas en las que el BCRA vendió US$1830 millones de sus reservas para frenar la suba.

El escenario cambió...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA