Divide al Gobierno cómo afrontar en el Congreso el debate por la reforma laboral

RESUMEN

En la Casa Rosada y el Ministerio de Trabajo creen que la norma debe debatirse tal cual fue enviada al Congreso; diputados y senadores oficialistas aconsejan consensuar con el PJ

 
EXTRACTO GRATUITO

Distintas posturas se ponen en evidencia hoy en el Gobierno por la reforma laboral, la única propuesta legislativa de la ola de reformas anunciadas por que aún no fue aprobada y que el Presidente tiene en carpeta para las sesiones extraordinarias de febrero. El Gobierno no quiere repetir el escenario de protestas y choques con fuerzas de seguridad que signó en diciembre el debate por la reforma previsional.

En el despacho del ministro de Trabajo, , insisten en que el proyecto presentado por la Casa Rosada contó con el aval inicial de la CGT y que, por lo tanto, "no se toca". En cambio, las principales espadas legislativas de Cambiemos dudan de que el texto reciba el apoyo del PJ y aconsejan avanzar solo sobre los puntos en los que hay consenso, como los planes para favorecer el blanqueo, la capacitación o la extensión de licencias por paternidad.

Entre los puntos que despiertan más resistencia en el sindicalismo se incluyen la reducción del tiempo para demandar al empleador (pasará de los dos años actuales a tan solo uno de plazo) y la exclusión de ítems como viáticos, el teléfono y la movilidad en el cálculo de las indemnizaciones en caso de despido.

Entre ambas posturas, el poderoso jefe de Gabinete, , insinuó que podrían permitirse modificaciones en el proyecto original "hasta que haya consenso", pero no explicitó si aceptaría dividir la norma en varias partes.

"Van todos los temas. Ya hubo una negociación larga con la CGT y los empresarios para avanzar desde un borrador al proyecto consensuado", afirmaron muy seguros, en tanto, cerca del ministro de Trabajo. "Trabajamos mucho para llegar a este proyecto que creemos que genera previsibilidad e impulsa la generación de empleo", agregaron en la cartera que conduce Triaca.

A veinte cuadras de la Casa Rosada y del Ministerio de Trabajo la visión es bastante distinta. "Hay que ver cómo termina la CGT con su discusión interna, pero sería más lógico avanzar por capítulos y arrancar con los que hay más consensos", afirmó a LA NACION una alta fuente parlamentaria. El macrista y titular de la Cámara baja, , y el senador radical y jefe del interbloque Cambiemos en la Cámara alta, Luis Naidenoff (UCR-Formosa), entre otros, aconsejarían por lo bajo adherir a esta postura, que evitaría una confrontación directa con el peronismo en ambas cámaras.

Entre ambas posiciones, Peña dio alguna señal de flexibilidad en la conferencia de prensa del jueves pasado en la Casa Rosada, cuando...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS