Una disputa sin final a la vista

 
EXTRACTO GRATUITO

¿Qué sigue ahora?

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) debería recaudar, entre el 26 y el 28 de octubre, casi cuatro millones de firmas (el 20% del padrón), según lo resuelto esta semana por el Consejo Nacional Electoral (CNE), una entidad formalmente independiente que en la práctica ha respondido sin fisuras al gobierno durante todo el ciclo chavista. Recién entonces se avanzaría en la convocatoria al referéndum sobre el mandato del presidente Nicolás Maduro.

Chavismo hasta 2019

Después de retrasar la recolección de firmas, el CNE afirmó que el referéndum sólo podrá efectuarse desde mediados del primer trimestre de 2017. Se trata de una fecha bien calculada que supera el límite del 10 de enero (la mitad del mandato de Maduro), que hubiera permitido su destitución y el llamado a nuevas elecciones. Después de esa fecha, en cambio, de perder el referéndum debería asumir el vicepresidente, designado por el propio Maduro, con lo cual el chavismo seguiría en el poder hasta 2019. El propio presidente había dicho insistentemente que este año no habría revocatorio, al alegar que la MUD inició los trámites tardíamente, en lo que considera un "proceso fraudulento".

Trabas

La oposición venezolana deberá sortear trabas logísticas para la recolección de firmas, empezando por la cantidad y ubicación de los puntos de recolección y el número de máquinas de identificación biométrica. La MUD pedía 19.000 de esos dispositivos para los 19 millones de electores, pero sólo le autorizaron 5392....

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA