Obsesión Disney: medio millón de argentinos tras el viaje soñado

 
EXTRACTO GRATUITO

Bauti Noblia interrumpe a sus padres con una enorme sonrisa: "A Disney", dice encantado. Y se desilusiona abruptamente cuando oye que, en realidad, el destino elegido para las vacaciones familiares es una isla llamada Cuba.Así empieza el documental de Tristán Noblia que postula casi sin querer la influencia que en algún momento de la evolución de las familias argentinas.Algunos ni se lo cuestionan. Otros lo piensan y lo meditan desde miradas incluso filosóficas. Lo cierto es que entre buena parte de las familias de clase media y alta el viaje a Disney aparece como una situación por atender, discutir o planificar. Un tema tan extraño -si se lo compara con otras urgencias- como aceptado, dado que los argentinos están entre los principales visitantes a esos parques temáticos de Orlando (Florida). "Podemos decir que la Argentina es uno de nuestros mercados más importantes", afirmó Sarah Domenech, de Relaciones Públicas de la empresa, aunque sin dar números.En la agencia de viajes All Seasons (operador selecto de Disney) confirmaron que 500.000 turistas locales viajaron o viajarán este año, lo cual representa una cifraMatías Lacoste viajó unas 14 veces a Disney. Es el destino que más conoce en el mundo aunque le queda a 7414 kilómetros de Buenos Aires. En cambio, José Garmendia hizo su experiencia debut este año con sus dos hijas. Garmendia eligió el destino de acuerdo con lo que podría denominarse el "reloj biológico Disney": la edad temprana de sus hijas, Ema, de 10, y Matilde, de 8. Hay una opinión generalizada de que el viaje debe hacerse antes de los 12 años, lo cual provoca aún más ansiedades por concretarlo. A lo que se suma la persistencia en los colegios: cuando los compañeros empiezan a viajar a Disney nadie quiere quedarse afuera."La decisión fue una combinación de todo: que los chicos no conocían, que en el colegio se hablaba del tema y ellos querían ir... donde elegimos vivir (Pilar) el viaje a Disney es todo un tema", dice Marcelo Waintrub, que viajó hace unos meses junto con su esposa; Iván, de 11 años, y Olivia, que cumplió 8 años en el viaje.La semana pasada el "factor Disney" hizo su irrupción en el plano socio-político. El sociólogo y publicista kirchnerista Fernando Braga Menéndez expresó en una entrevista radial: "Los sectores medios son terriblemente extranjerizantes. Los chicos de colegios privados lo que más quieren es ir a Disney. Es un disparate. Es una penetración cultural gravísima. Los chicos que quieren ir a Disney son hijos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA