Discurso de Salvador Allende

Autor:Ailén Díaz
Cargo:Abogada, Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de la Plata
Páginas:607-628
 
EXTRACTO GRATUITO
DISCURSOS QUE HICIERON HISTORIA | 607
Discurso de Salvador Allende
del 2 de diciembre de 1972
Ailén Díaz
1
| Universidad Nacional de La Plata
Revista Derechos en Acción ISSN 2525-1678/ e-ISSN 2525-1686
Año 4/Nº 11 Otoño 2019 (21 marzo a 21 junio), 607-628
DOI: https://doi.org/10.24215/25251678e291
ORCID: https://orcid.org/0000-0001-8438-6622
En la presente edición, transcribimos el discurso realizado el
día 2 de diciembre de 1972 por el entonces presidente de Chile,
Salvador Allende, ante la Universidad de Guadalajara, México.
Institución que en homenaje del aludido mandatario, denominó
al Auditorio del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades
“Dr. Salvador Allende Gossens”.
Nos interesa retomar aquí una nueva lectura del mencionado
discurso, pues entendemos tiene hoy plena vigencia en varios
puntos. Expresado por un presidente socialista, que tenía el
convencimien to de lograr la transición del capitalismo al socia-
lismo por vía pacífica, desnudaba con escandalosas cifras la
desigualdad del continente americano. Que tras casi cincuenta
años, no sólo no se ha reducido, sino que ha aumentado.
Allende aseveraba con gran tino, que siendo los países de
américa latina potencialmente ricos, en su inmensa mayoría eran
pobres. El analfabetismo, el desempleo, la falta de vivienda, la
falta de acceso a la salud- porque la salud se compra-aseguraba-
,y sigue siendo así en la mayoría de los casos de nuestros pueblo,
la desnutrición y la insuficiencia del desarrollo cerebral de gran
parte de la niñez que la condena a la pobreza, el monocultivo,
el control de sectores estratégicos de la economía en manos
de capital foráneo, la deuda externa, el control de los países
1 Abogada, Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de la
Plata. Docente de la materia Historia Constitucional (UNLP).
REDEA. DERECHOS EN ACCIÓN
| Año 4 . N° 11 | Otoño 2019
608 | DISCURSOS QUE HICIERON HISTORIA
poderosos sobre las reglas de comercialización, de los créditos,
de la fijación de del valor de las materias primas en el mercado
internacional, etc. eran y son grandes problemas de nuestros
pueblos.
Y entonces se pregunta ¿cuál es el rol de la juventud en
dicho contexto?.
Como expresó el discurso ante la Universidad de Guadala-
jara, a la cual elogió, afirmó que el paso por la Universidad no
debe hallarse motivado por alcanzar un título solamente, que
permita el ejercicio de intereses individuales, sino que debe lle-
var a inmiscuirse en los problemas de su pueblo, pero no sólo a
través de pensamien tos teóricos o enseñanzas doctrinarias, sino
concibiendo la realidad, observando qué pasa dentro de su país
y más allá de la frontera. No se trata solo de copiar lo que otros
países hacen para alcanzar los mismos objetivos.
Utiliza la categoría de los viejos jóvenes, en donde él se
ubica, y los jóvenes viejos. Éstos últimos explica, no compren-
den que llegar a la universidad de un privilegio extraordinario,
que tan solo el 1% mundial alcanza. Este privilegio se percibe
en el rango social que se obtiene por haberse graduado de
la universidad, y como un instrumento para obtener mayores
ingresos que el resto de lo conciudadanos. De modo que estos
jóvenes viejos deben transformarse, deben comprender el pro-
ceso de su patria.
Así, el proceso del cambio que se estaba sucediendo en
Chile, en particular los cambios estructurales a niveles econó-
micos, requerían de profesionales que no se sintieran superior
al resto, sino que tuviera conciencia social. Decía Allende, “Se
necesitan profesionales que no busquen engordar en los pues-
tos públicos, en las capitales de nuestras patrias. Profesionales
que vayan a la provincia, que se hundan en ella”.
De tal manera que ser joven en dicha época, implicaba una
gran responsabilidad al pensar del mandatario Chileno, pues
entendía que existía un enfrentamien to social, donde debía
decidirse en qué barricada estar. Y no sólo eso, enfatiza que

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA