Una diplomacia marcada por un aislamiento mundial que costará remontar

 
EXTRACTO GRATUITO

Si el kirchnerismo encuadró los supuestos logros de la política económica bajo el slogan de la "década ganada", la política exterior de Néstor y Cristina Kirchner podrían graficarse como la "década aislada" de la Argentina en su vínculo con el mundo.

La Argentina tuvo relación con pocos países y se aisló de la mayoría bajo tres ejes que marcaron a la diplomacia argentina de los últimos 12 años: la excesiva ideologización de la política exterior, los embates económicos y la construcción de una alianza estratégica con algunos países ajenos a la tradición occidental.

Desde los inicios de la presidencia de Néstor Kirchner la Argentina buscó en el eje bolivariano (Venezuela, Ecuador, Brasil y Bolivia) un aliado incondicional que se sustentó en un fuerte lazo con la izquierda latinoamericana de la denominada "Patria Grande". El principal andamiaje de este plan -más allá de los negocios económicos a veces non sanctos- fue el vínculo inseparable con el chavismo que aisló al país de otros Estados de la región alineados en la Alianza del Pacífico, como Chile, Colombia y Perú. La Argentina de los Kirchner vio en esos países latinoamericanos la amenaza de un alineamiento con Estados Unidos en la región.

El punto de inflexión de esta estrategia bolivariana fue la cumbre de presidentes de América que se dio en 2005 en Mar del Plata, donde Néstor Kirchner y Chávez rompieron lanzas con George W. Bush y su proyecto del ALCA para la región.

A partir de allí, la política externa argentina enfrentó a los Estados Unidos del republicano Bush o del demócrata Obama indistintamente. El conflicto con Washington se vio agravado luego por el affaire de la valija de Antonini Wilson, la pelea con los fondos buitre y el escándalo con el avión militar norteamericano.

"El balance no puede ser peor: aislamiento al nivel de 1982 pero sin Guerra de Malvinas y a merced de las necesidades de la política interna. Costará mucho restaurar las relaciones en un mundo convulsionado", dijo a LA NACION Marcelo Montes, doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad de Rosario.

El enfrentamiento de la Argentina con Estados Unidos no fue el único que protagonizaron los Kirchner. También se desplegó una dura política exterior con la Unión Europea y con varios países asiáticos por las trabas a la importación de productos. Esto le valió a la Argentina una demanda internacional de 42 países en la Organización Mundial de Comercio (OMC) por las medidas que impuso el ex secretario de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA