'La diplomacia argentina está desorganizada y politizada', advierte el exvicecanciller Zlauvinen

Gustavo Zlauvinen, exvicecanciller

Gustavo Zlauvinen habla de construir un par de habitaciones en la sede de Apsen, la sede de la asociación profesional del servicio exterior (Apsen) que nuclea a 1500 diplomáticos activos o retirados que preside desde el año pasado, con mandato hasta 2024. "Los diplomáticos que son del Interior y vienen por alguna urgencia a Buenos Aires y no tienen donde quedarse. Acá hay lugar", dice Zlauvinen, ex vicecanciller de la gestión Cambiemos y fuertemente crítico del manejo interno de la cancillería durante las gestiones de Felipe Solá y Santiago Cafiero . "Está todo desorganizado y politizado", asegura el diplomático de carrera. En la larga charla con LA NACION, pintará un panorama desolador que combina problemas operativos serios como la falta de aire acondicionado o las inundaciones en un ascensor del edificio frente al Palacio San Martín, pero también cuestiones pendientes como el pago de 31 jubilaciones demoradas por el Anses, el "congelamiento" de embajadores no kirchneristas o la designación de personal político más allá de lo establecido por ley.

-Se habla de un edificio deteriorado, de cosas que no funcionan. ¿Son casos puntuales o hablamos de algo más sistemático?

-Forma parte de un contexto mucho más grande y grave, demuestra la impericia en el manejo de la Cancillería, aunque hay que reconocer que muchas cosas que vienen de mucho más lejos. En el caso de los aires acondicionados, se sabía desde el año pasado que de las cuatro torres de enfriamiento ninguna funcionaba, hay un problema estructural grave, pero si sos operativo buscas las mejores maneras de resolverlo. Se ha planteado de diferentes maneras, ha habido planteos al Ministerio de Trabajo, hubo otros sectores como los baños, o uno de los ascensores con agua adentro, con todo el riesgo que ello implica.

- ¿No hay recursos o se utilizan mal?

-Para mí hay un mal manejo de los recursos, y sobre todo de las prioridades. Recursos hay, aunque sean limitados, de hecho vos ves designaciones políticas acá o allá. El calor o las dificultades en el edificio no sólo afectan a los diplomáticos que trabajamos allí sino también a los empleados públicos contratados, personal de maestranza, no nos quejamos solo por nosotros los diplomáticos. Un día había 38, 39 grados en la calle, y medimos la temperatura adentro del edificio, dónde no se pueden abrir las ventanas...hacían 48 grados. Hay desidia por parte de las autoridades, e inoperancia, la empresa que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR