Sentencia de Camara Contencioso Administrativo Federal- Sala II, 5 de Noviembre de 2020, expediente CAF 057659/2019/CA001

Fecha de Resolución 5 de Noviembre de 2020
EmisorCamara Contencioso Administrativo Federal- Sala II

Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

FEDERAL- SALA II

Expte. nº 57.659/19

Buenos Aires, 5 de noviembre de 2020.

VISTOS: Estos autos caratulados: “D.S., R. c/ E.N. – Mº Justicia y DD.HH. s/ indemnizaciones – Ley 24.043 – art. 3” y,

CONSIDERANDO:

  1. Que, a modo de introducción del objeto litigioso, cabe adelantar que en este expediente se discute en torno de la regularidad de la Resolución nº

    2019-553-APN-MJ, dictada por el señor Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, mediante la cual fue rechazado el beneficio solicitado por el señor R.D.S., en los términos de lo dispuesto en la Ley nº

    24.043 y sus normas complementarias.

    Como se verá, los argumentos expuestos por el peticionario han logrado revertir lo resuelto en sede administrativa y, por ser ello así, corresponderá

    admitir sus planteos, a tenor de los fundamentos que se pasan a desarrollar a continuación.

  2. Que, en este orden de ideas, cabe destacar que el señor R.D.S. solicitó el beneficio instituido por medio de la Ley nº 24.043 en virtud del exilio forzoso del que habría sido víctima y cuya reparación reclama por el período comprendido entre el 4/04/1977 y el 7/02/1984 (cfr. formulario de inicio presentado por ante el Ministerio con fecha 7/01/2009).

    En cuanto a las circunstancias que lo habrían llevado al exilio, según manifestó el actor en la presentación efectuada el 25/11/2014, su familia materna estaba compuesta por M.S. y L.C. (sus abuelos maternos), sus tíos J.E. y A.E. (quienes continúan desaparecidos), y su madre E.J.S.. Seguidamente, puntualizó que su madre y su tío J.E. habían tenido militancia barrial peronista o justicialista, en la década del ‘70 del siglo pasado. Asimismo, señaló que en el año 1972 su madre formó pareja con M.B. (aún desaparecido),

    quien también habría sido militante, y de cuya unión había nacido su hermana M.B. en el año 1973; y que, posteriormente formó pareja con el Sr.

    R.A.D., su padre, quien también había militado en el movimiento Peronista.

    En este orden de ideas, el reclamante reseñó que el 15 de noviembre de 1976 hubo un allanamiento en el taller de confecciones que tenía, por ese entonces, su familia en la Ciudad de Buenos Aires. Refirió que, en dicho allanamiento, su progenitor R.A.D., quien se encontraba allí

    trabajando, había recibido disparos y murió en el acto. Añadió que, de acuerdo con testimonios de vecinos, A.E.S. también había resultado herido. Así, según describió el accionante, las fuerzas que intervinieron en el Fecha de firma: 05/11/2020

    Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA

    operativo pedían que saliera J.E.S., quien también solía trabajar en el taller, pero que esa mañana no había llegado al lugar. Añadió que desde la noche del día referido, su grupo familiar no volvió a la casa donde residían,

    dado que también la vivienda que ocupaban había sido allanada; por último, el 24 de noviembre de 1976 J.E.S. fue secuestrado.

    En dicho contexto, el actor relató que su nacimiento se produjo días después, el 26 de noviembre del año 1976. Recordó que, al mes siguiente viajó

    junto a su madre y su hermana a Miramar, P.. de Buenos Aires, y que en el mes de abril de 1977 viajaron con destino a Montevideo, Uruguay, para, desde allí, viajar a Israel y luego a España. Finalmente, señaló que regresaron al país en febrero de 1984.

  3. Que, con fecha 5/08/2019 el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos dictó la Resolución nº 2019-553-APN-MJ, mediante la cual fue denegado al señor R.D.S. el beneficio que había solicitado,

    respecto del período de exilio vivido, bajo la invocación de los términos de la Ley nº 24.043 y sus modificatorias.

    Para así decidir, en primer término, se recordó que la actual Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural (referencia temporal vinculada a la época del dictado del acto en cuestión), había considerado que en el caso no se advertía la existencia de una restricción a la libertad del causante en los términos de la Ley nº 24.043, así como tampoco razones suficientes que permitieran inferir una “analogía sustancial”, con el precedente dictado por el Máximo Tribunal en los autos “Y. de V.N.”, en los términos de la resolución 2016-670-E-APN-MJ, por lo que, en tal entendimiento, se aconsejaba denegar el beneficio solicitado.

    Sobre el punto, comenzó por relativizarse los rasgos y la gravedad del contexto vivido por el causante y su familia a la época que interesa,

    descartándose que hubiera mérito para presuponer un “temor fundado”. En ese orden de ideas, se sostuvo que –según la exégesis realizada por dicha Secretaría–, lo que había podido comprobarse por medio de las pruebas colectadas es que “el padre del causante, señor R.A.D., falleció

    el 15 de noviembre de 1976 como consecuencia del accionar de las fuerzas armadas (…) y que quienes serían tíos del peticionante, A.E. y J.E.S., fueron secuestrados el 15 de noviembre de 1976 y el 24

    de noviembre de 1976, encontrándose desaparecidos hasta la fecha (…)”. Y se señaló que “[m]ás allá de ello, no surge acreditado que el grupo familiar del solicitante hubiese sido objeto de acciones persecutorias concretas dirigidas en su contra por las fuerzas de la represión estatal argentinas, entre la fecha del asesinato de su padre y el secuestro y posterior desaparición forzada de quienes serían sus tíos, y la primera fecha cierta en que podemos ubicar al Fecha de firma: 05/11/2020

    Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

    FEDERAL- SALA II

    peticionante en el exterior, esto es el 2 de diciembre de 1980, es decir, cuatro años después de los hechos denunciados”. Bajo tales parámetros, se había interpretado que “…no puede determinarse de ello un ‘temor fundado’ de peligro por su vida, integridad física o libertad que lo haya obligado a exiliarse forzadamente de nuestro país”.

    Se destacó, también, que el referido organismo con competencia sustantiva en la materia había señalado que “…si bien del relato de los hechos efectuado (…) surge que el peticionante se exilió de nuestro país con destino a Montevideo en el mes de abril de 1977, no menos cierto es que la primera fecha cierta en que podemos ubicar al señor D.S. en el exterior data del 2

    de diciembre de 1980, conforme consta en el pasaporte israelí agregado (…)”.

    Como consecuencia de ello, se concluyó que “no se encuentra acreditada en autos la fecha exacta de su salida de la República Argentina como tampoco la permanencia ininterrumpida en el exterior durante el período en el que manifiesta haberse exiliado”. Asimismo, se ponderó que el mencionado órgano técnico había agregado que tampoco se desprendía que el causante se hubiera visto en la necesidad de ser reconocido como refugiado por el Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

    Finalmente, se hizo referencia a la conclusión a la que arribó la mencionada Secretaría, en tanto señaló que no se advertía la incorporación al expediente de “ningún elemento probatorio con la suficiente entidad como para tener por acreditada la existencia de extremos indispensables y genuinos de persecución política, susceptibles de generar un temor fundado en el peticionante –de perder su vida, libertad o integridad física–, que en consecuencia lo hubiera forzado a extrañarse del país como única alternativa razonable, ello sin dejar de considerar que su padre falleció por el accionar de las fuerzas armadas y sus tíos fueron víctimas de desaparición forzada”.

    Sin embargo, se interpretó que dicho contexto no presentaba suficiente gravedad como para hacer viable el reclamo instaurado. Al respecto, se señaló

    que no podía “… establecerse un vínculo entre dichas circunstancias, que a todas luces son graves y afectan a sus familiares, y el hecho del extrañamiento del causante, pues no surge ningún acontecimiento acreditado por el que se haya visto en riesgo su vida, integridad física o libertad así como tampoco la de su grupo familiar, entre el fallecimiento de su padre y la desaparición de sus tíos, y la primera fecha cierta en el señor D.S. en encontraba en el exterior”.

    Bajo las consideraciones expresadas, el Ministerio interviniente denegó

    el beneficio solicitado.

    Fecha de firma: 05/11/2020

    Firmado por: J.L.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.M.M., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.C., JUEZ DE CAMARA

  4. Que, contra lo así decidido, el señor R.D.S., interpuso el recurso judicial directo establecido en el art. 3º de la Ley nº 24.043 (ver presentación efectuada el 20/08/2019).

    En punto a los antecedentes y vicisitudes del caso, y en cuanto al contexto según el cual asevera que su parte debió salir del país junto con su familia, el recurrente puso de resalto la situación por la que había atravesado su progenitora E.J.S., así como todo el grupo familiar, al interpretar que su suerte estuvo inexorablemente ligada a la de ellos, por cuanto, al salir del país con su madre y su hermana, el actor tenía tan solo seis meses de edad.

    En tal sentido, reitera –sintéticamente– que el grupo familiar materno estaba integrado por los abuelos L.C. y M.S., y sus tres hijos:

    J.E., A.E. y E.J.S.. Destaca que tenían un taller textil en el cual trabajaban A.E.S. y R.A.D..

    En particular, relata que en la mañana del 15 de noviembre del año 1976,

    estando estos dos últimos en el mencionado taller, personal de las fuerzas armadas allanaron el local y mataron a R.A.D. (progenitor del actor), e hirieron de bala y secuestraron a A.E.S. (tío del actor),

    quien permanece desaparecido hasta la actualidad.

    Así, continuando con la reseña de las circunstancias relevantes, el accionante recuerda que el 24/11/1976 había sido secuestrado y desaparecido su otro tío, llamado J.E.S.. Manifiesta que todo ello se encontraba debidamente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR