Dilma y Neves se reorganizan para enfrentar a Marina Silva

 
EXTRACTO GRATUITO

SAN PABLO.- Si en la mayoría de las tragedias lo que más desespera a la gente es conocer las causas, en el caso del candidato a la presidencia brasileña Eduardo Santos la pregunta que desvela a los ciudadanos es cómo impactará en las elecciones del 5 de octubre.La presidenta Dilma Rousseff (PT), que busca la reelección y encabeza las encuestas, y el ex gobernador de Minas Gerais Aecio Neves (PSDB), segundo en la carrera por la presidencia, ya se preparan para enfrentar no a un casi desconocido Campos, que contaba con un 8% de intención de voto, sino a su vice en la fórmula y "candidata natural" a la sucesión, la ex senadora Marina Silva, que en las elecciones presidenciales de 2010 se alzó con un caudal de casi 20 millones de votos.De confirmarse este escenario, cuando faltan menos de dos meses para las elecciones, la candidatura de Marina no es una buena noticia para Dilma ni para Neves. La ex senadora es muy conocida a nivel nacional, ya compitió por la presidencia y podría conseguir fácilmente el voto de los indecisos, que son muchos en varias regiones.Los analistas estiman que una candidatura de Silva complicaría aún más la difícil carrera hacia el Planalto, ya que forzaría una segunda vuelta y pondría en peligro los planes de Dilma de pasar una nueva temporada como presidenta de Brasil. Y no sólo eso: la ex ministra de Medio Ambiente de Lula da Silva podría terminar también con la ilusión de Neves de llegar al ballottage."En una encuesta de Datafolha de abril hecha con el nombre de Marina, ella le sacaba diez puntos a Neves y estaba a diez de Rousseff. Hay que tener en cuenta también que quien tiene el mayor índice de rechazo entre los candidatos es Dilma. En una segunda vuelta, el PT preferiría tener enfrente a Aecio, porque tener a Marina es peor que tenerlo a Campos", dijo a LA NACION el politólogo y sociólogo brasileño Rudá Ricci.Para Ricci, la situación en la que queda el PSDB de Neves es aún peor. "Aecio no demostró tener condiciones de superar el techo de votantes que alcanzó y es una figura muy rechazada en San Pablo. No veo cómo va a poder defenderse de Marina", indicó.La consultora de riesgo político americana Eurasia disminuyó de 60% a 55% las chances de reelección de Dilma, ante una posible entrada de Marina en la disputa electoral, por considerarla una candidata más competitiva que Neves en una eventual segunda...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA