Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 16 de Mayo de 2018, expediente CNT 006677/2014/CA001

Fecha de Resolución16 de Mayo de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 6677/2014/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA 81693 AUTOS: “DIAZ, M.F. c/ EKD S.A. y otro s/ DESPIDO” (JUZG. Nº 76).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 16 días del mes de mayo de 2018 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

Contra la sentencia de grado que consideró válido el acuerdo de cesión de personal en los términos del artículo 229 RCT y en consecuencia rechazó las diferencias y rubros indemnizatorios se agravia la parte actora por considerar que existió un error en la valoración de la prueba ante la existencia de lesión subjetiva que nulifica el acuerdo referido. En su postura recursiva sostiene que existió aprovechamiento de la situación de inferioridad del actor, su estado de necesidad y la desproporción en el pago de las sumas oportunamente abonadas en tanto no alcanzaban a cubrir la deuda salarial previamente contraída (seis meses). Luego se agravia por el rechazo de los rubros indemnizatorios generados en el despido del trabajador.

En primer lugar debe aclararse que conforme surge del escrito inicial, el actor refiere que fue llamado por los representantes de las empresas EKD y GPS a fin de firmar un acuerdo de cesión de personal de la antigua empleadora EKD S.A. a su nueva empleadora GPS Servicios S.A. en el cual GPS reconoce al trabajador la antigüedad en el empleo que tuviera con la cedente (EKD), a efectos remuneratorios, indemnizatorios y vacacionales, obligándose a mantener las tareas y las condiciones laborales que desempeñaba el trabajador hasta el momento de la cesión (cláusula tercera del acuerdo obrante a fs. 143).

Este planteo, sumado a la respuesta brindada por GPS (fs. 293), demuestra que el trabajador continuó desempeñándose con la adquirente en sus tareas habituales con posterioridad a la cesión, lo que implica la confirmación del rechazo de los rubros indemnizatorios. A su vez, respecto a la validez del acuerdo de cesión, los elementos subjetivos invocados por el apelante en relación con el aprovechamiento de la situación de inestabilidad por la que atravesaba el actor, podría ser analizada ante la ruptura del contrato de trabajo pero carece de sentido ante la continuidad del mismo con el debido reconocimiento de la antigüedad y pautas salariales.

Respecto a la desproporción en las sumas abonadas en oportunidad de producirse la cesión, lo cierto es que estaba en cabeza del reclamante acreditar la referida desproporción en tanto el salario debido correspondía a las tareas desempeñadas Fecha de firma: 16/05/2018 Alta en sistema: 17/05/2018 1 Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CAMARA #20656802#206378953#20180516084733310 por el actor en la categoría de operario especializado logístico en preparación, carga y descarga de pedidos para distribución. Sin embargo, el interrogatorio formulado a la perito contadora no versa sobre esta desproporcionalidad sino que se limita a solicitar el cálculo de la MRNH en los últimos 12 meses. Las restantes pruebas ofrecidas no apuntaron a esta desproporción, máxime cuando esa desproporción se basa en conceptos salariales cuya composición es discutible entre las partes. Por otro lado, la perito en su informe sostuvo que los recibos de sueldo agregados a la causa surge un salario levemente mayor al mínimo establecido por CCT 40/89 (ver fs. 287), que si bien fue impugnado por la actora por no incluir conceptos como vales y comida, en momento alguno fue especificado a la perito dichos términos comparativos. En estos términos la sentencia de origen debe ser confirmada.

Seguidamente se agravia el actor por el rechazo de horas extras impagas basándose en que la prueba de testigos no resultó precisa en relación con el horario desarrollado y las tareas cumplidas. No comparto el criterio de origen. Nótese que en el análisis de la prueba testimonial, no puede perderse de vista que en el ámbito cerrado en que se desarrollan muchas relaciones laborales, nadie conoce mejor los hechos de la causa que los dependientes o ex dependientes. En este sentido, no es posible que el juez presuponga que los testigos, por tener un determinado ánimo mientan respecto de los hechos percibidos por sus sentidos o tengan alucinaciones pues el principio de inocencia impide aplicar la primera de esas presunciones y la presunción de habilidad de los adultos hasta su declaración de insania, la segunda. Si no existe prueba en contrario, ni lo relatado contradice restricciones físicas o lógicas es deber de los jueces analizar la prueba ofrecida de acuerdo a las reglas de la sana crítica, es decir a los imperativos que surgen del sistema jurídico, de las reglas lógicas y de la experiencia.

Si no existe prueba capaz de cuestionar la convicción que surge de declaraciones testimoniales situadas y que relatan hechos que pueden ser conocidos desde las coordenadas en las que el testigo dice haber tomado conocimiento de esos hechos, debe existir una razón suficiente para descartarlos. En el caso, aparecen las declaraciones de los testigos propuestos por ambas partes que, con circunstancias adecuadas de persona, tiempo y lugar, indican las condiciones de prestación de servicios en el horario de lunes a viernes de 7 a 15 horas y los sábados de 7 a 18 horas. Ello implica una jornada superior a la jornada de convenio y por ende una cuantía de 8 horas mensuales que deben ser calculadas al 50% y 20 horas mensuales que deben ser calculadas al 100% conforme salario de convenio y correspondiente a la categoría Operario especializado logístico.

La adopción del principio de la sana crítica importa descartar máximas correspondientes al período de la prueba tasada como la exigencia de una pluralidad de testigos. La prueba –superada la etapa de la prueba tasada – no implica la necesidad de Fecha de firma: 16/05/2018 Alta en sistema: 17/05/2018 Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CAMARA #20656802#206378953#20180516084733310 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V una percepción determinada por parte del testigo respecto de un hecho individualizado exactamente. Como señala N., es necesario desconfiar del dogma de la inmaculada percepción. Si se detecta una práctica habitual, aun así no se individualicen sus particularidades, esta debe ser tenida por probada por la generalidad de los testigos a menos que exista prueba en contrario.

De esta forma, en tanto no se produjeron elementos que desvirtúen o cuestionen la convicción que surge de las declaraciones...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba