Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de La Plata , 29 de Marzo de 2010, expediente 5.569

Fecha de Resolución29 de Marzo de 2010

Poder Judicial de la Nación Año del Bicentenario Plata, 29 de marzo de 2010.

VISTO: Este expte. nro. 5569, “D., J.H. s/ Pta. I.. art. 292 y 296 del C.P.”, procedente del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal Nro.

2, de Lomas de Z. y CONSIDERANDO QUE:

I.A..

1. A.R.V. presta servicios en la Unidad Nro. 19 del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza y, por esa razón, reconoció a J.H.D.,

en las inmediaciones de la estación de ferrocarril de la localidad de El Jagüel. También estaba al tanto de que D. no se había reintegrado a la Unidad desde su última salida transitoria, ocurrida el día 9 de noviembre de USO OFICIAL

2009.

Ante tales circunstancias, requirió el auxilio del sargento J.E.J. quien procedió a identificar a D., el cual dijo llamarse “H.D.”,

pero acreditó su identidad con un documento de identidad y un registro de conducir a nombre de J.C.D.,

presumiblemente falsos (fs. 2 y 50/51 y vta.).

2. El Municipio de La Matanza informó que el registro de conducir exhibido por D. no corresponde a las series remitidas por la central de La Plata, pues difiere con todas las licencias expedidas por esa comuna; el sello y la firma estampados en el reverso de la licencia, no pertenecen a la jefa de división y, al tratarse de un ejemplar apócrifo, no existen denuncias de extravío a su respecto (fs. 58).

El Registro Nacional de las Personas informó

que el DNI nro. 4.524.312, exhibido por D., es una cartilla falsa (fs. 70).

A fs. 72 la División Rastros de Policía Federal argentina informó que la huella digital inserta en el documento de identidad mencionado, no pertenece a H.J.D.. En cuanto a la identidad entre la fotografía inserta en el DNI y el rostro del imputado, la perito 1

interviniente concluyó que se trataría de la misma persona (fs. 83/85).

  1. La decisión y el recurso.

    1. Con los elementos reunidos el magistrado procesó a J.H.D., en orden al delito previsto por el artículo 292, segundo párrafo del Código Penal (fs. 87 vta./91 y vta.).

    2. Contra esa decisión, la defensora oficial interpuso recurso de apelación a fs. 97/101.

    La defensa argumentó que la conducta imputada es atípica. Ello con fundamento en que pudo ser advertida inmediatamente, de modo que no afectó la fe pública que la norma intenta proteger.

    Asimismo, la defensora cuestionó la validez del acta inicial, porque no contó con la participación de testigos ajenos a las fuerzas de seguridad intervinientes, sin que hubiere algún justificativo para ello.

    Por último, cuestionó la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR