Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, 24 de Junio de 2010, expediente 44.599/2003

Fecha de Resolución:24 de Junio de 2010
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación En Buenos Aires a los 24 días del mes de junio de dos mil diez,

reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos fueron traídos para conocer los autos “D.B.C. C/ CITIBANK N.A. S/

ORDINARIO” (Expediente Nro. 044599/2003) en los que al practicarse la desinsaculación que ordena el art. 286 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden: D.T., D.B. y D.O.Q..

Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver:

Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. 194/199?

La Señora Juez de Cámara Doctora A.N.T. dice:

  1. ANTECEDENTES DE LA CAUSA.

    1. B.C.D. (en adelante, "D.") inició este juicio contra Citibank N.A. (en adelante, “Citibank”) a fin de obtener la diferencia resultante de la USO OFICIAL

      pesificación de cierto depósito bancario que originariamente era en dólares estadounidenses y el que efectivamente percibió.

      Solicitó para ello la declaración de inconstitucionalidad de la ley 25.561, los decretos 1570/01, 1606/01, 71/02, 141/02, 214/02 y demás normativas dictadas en su consecuencia que restrinjan la disponibilidad de dinero.

      Relató ser titular del depósito a plazo fijo N.. 09411860 en el Citibank. Agregó que el saldo de la cuenta era de dólares estadounidenses diez mil cuatrocientos veinticuatro (U$S 10.424) al tiempo en que se dictaron las leyes de emergencia.

      Ofreció prueba y fundó en derecho su pretensión.

    2. A fs. 26/48 se presentó C. y contestó demanda. Solicitó el rechazo de la acción con expresa imposición de costas. Reconoció que el depósito de la actora fue convertido a pesos y reprogramado por imperio de la ley 25.561, los decretos 1570/01 y 214/02, resolución 6/02 y sus complementarias.

      Expuso que la accionante desafectó voluntariamente la cantidad de dólares estadounidenses cinco mil (U$S 5.000), equivalentes a pesos siete mil ($

      7.000), en el marco de las excepciones contempladas en el régimen de pesificación y reprogramación de depósitos bancarios.

      Añadió que posteriormente, solicitó desafectar la totalidad de su depósito reprogramado para canjearlo por bonos del Gobierno Nacional.

      En virtud de ello, sostuvo que no puede la actora en esta instancia ir contra sus propios actos.

      A todo evento, de prosperar la demanda, solicitó que las costas sean impuestas en el orden causado, en tanto ajustó su conducta a las normas dictadas por el Estado. Agregó que al estar su actividad reglada y sujeta a la normativa y superintendencia del Banco Central de la República Argentina, le era imposible apartar su conducta de las circulares y comunicaciones dictadas.

      Ofreció pruebas y fundó en derecho su pretensión.

  2. LA SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA.

    La "a-quo" dictó sentencia a fs. 194/199. Rechazó la demanda promovida por D. contra Citibank, a quien absolvió. Las costas fueron impuestas a la actora vencida.

    Para así decidir la magistrada de grado consideró aplicable al caso la doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “C.”.

    Ello pues, meritó que medió aceptación libre de las sumas que le fueron entregadas a D.. Agregó que al no formularse reserva, importó ello un voluntario sometimiento al régimen jurídico que ahora se cuestiona.

  3. LOS AGRAVIOS.

    Contra dicho pronunciamiento apeló la actora a fs. 201. Su recurso fue concedido a fs. 253. El contenido de sus agravios transcurre por los siguientes carriles: (i) no prestó conformidad a la pesificación de su depósito y, (ii) el plexo normativo de emergencia que ordenó la pesificación es inconstitucional.

  4. LA SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA.

    A fs. 235/236 la Sala E de esta Excma. Cámara dictó sentencia.

    Confirmó el pronunciamiento apelado. Impuso las costas de ambas instancias a la actora vencida.

    Para así resolver coincidió con la primer sentenciante en cuanto a que resultaba aplicable la doctrina sentada por el Máximo Tribunal en el caso "C.".

    Juzgó que la ausencia de reserva implicó la extinción de la obligación que pesaba sobre el banco depositario.

  5. EL RECURSO EXTRAORDINARIO.

    La accionante dedujo recurso extraordinario a fs. 241/243; conferido el traslado, fue contestado a fs. 248/254 y concedido a fs. 256/257.

  6. LA SOLUCIÓN.

    Poder Judicial de la Nación a. A fs. 263 la Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró

    formalmente admisible el recurso extraordinario y revocó la sentencia apelada.

    Para decidir meritó conveniente tratar por separado cada uno de los hechos planteados por la apelante. Así:

    (i) en punto a la desafectación realizada para la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA